La privatización parcial de AENA se retrasará hasta el año 2011

El proceso de privatización del 30% de Egaesa, la filial de aeropuertos de AENA, sólo se hará efectiva en 2011, aunque la sociedad quedará constituida a final de este otoño. Los dos años de demora se justifican por la crisis económica y por la necesidad de rodar el modelo de funcionamiento y escindir una plantilla de 12.000 trabajadores.

Antonio Ruiz del Árbol – Madrid – 27/03/2009

Encarnación Vivanco, presidenta de AENA, ha comunicado a los representantes sindicales de los diferentes colectivos de trabajadores de la empresa propietaria de los aeropuertos públicos españoles que la futura filial, Egaesa (Empresa de Gestión de Aeropuertos del Estado), quedará constituida y comenzará operar el próximo otoño. Esta sociedad es el instrumento que utilizará el Gobierno para dar entrada al capital privado en la gestión de las terminales aeroportuarias.

Vivanco, no obstante, indicó a los representantes sindicales que el proceso de privatización del 30% de las acciones de Egaesa no será inmediato y se retrasará hasta el año 2011.

La argumentación dada por la presidenta para justificar esta demora, según indicaron los interlocutores sindicales, tiene que ver, en primer lugar, con la difícil situación provocada por la crisis económica que desaconseja embarcarse en una operación de venta de este tipo.

Pero existen otras razones de orden interno. Vivanco aseguró que es imprescindible rodar el nuevo modelo empresarial del que se va a dotar a AENA y, además, será necesario embarcarse en un proceso de segregación para ubicar en tres entidades diferentes a los 12.000 trabajadores que hoy tiene la compañía pública.

La creación de Egaesa fue lanzada en agosto de 2008 por la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, cuando el Consejo de Ministros definió el nuevo modelo de gestión aeroportuaria. La empresa cuenta con el informe favorable de la Abogacía General del Estado y el Ministerio de Economía ya ha dado su visto bueno, tras aportar distintas observaciones. El tema tiene que recibir la luz verde definitiva del Consejo de Ministros.

Una vez que la constitución de Egaesa sea un hecho debe iniciarse el proceso de segregación de la plantilla. De los 12.000 empleados, unos 640 se quedarán en la matriz que mantendrá el nombre de AENA. Otros 4.000 (de los que 2.300 son controladores aéreos) serán asignados a Navegación Aérea, organismo que mantendrá su actual estructura de dirección general. El resto, algo más de 7.300 trabajadores, quedarán integrados en la nueva filial.

El proyecto de estatutos de Egaesa, tal como adelantó CincoDías, define la empresa como la encargada de ‘la gestión y explotación de los espacios y de los servicios aeroportuarios competencia de AENA’. Nacerá con un capital social de 50 millones en 50.000 acciones nominativas de 1.000 euros cada una. El 30% de estos títulos serán vendidos a los inversores privados.

Egaesa tendrá potestad para crear de sociedades mercantiles cuyo objetivo será ‘la gestión de uno o varios aeropuertos’. Estas filiales servirán de instrumento para dar entrada en la gestión aeroportuaria a las administraciones e intereses institucionales y empresariales de las distintas comunidades autónomas.

Reacción en Cataluña

La publicación del borrador de estatutos de la nueva filial de aeropuertos de AENA no ha sido bien recibida en Cataluña. El portavoz de CiU en el Congreso de los Diputados, Pere Macías, lamentó ayer que se hayan confirmado ‘los peores augurios’ sobre la reforma de AENA, a la que calificó como ‘la regresión más antiautonómica del PSOE’. En su opinión ‘cierra la puerta a la Generalitat de Cataluña para gestionar el aeropuerto de El Prat’. Según indicó Macías, el Ministerio de Fomento ha reconocido que la Generalitat sólo podrá proponer consejeros en la gestora del aeropuerto.

Jordi William Carnés, teniente de alcalde del Ayuntamiento de Barcelona, ha calificado de ‘reduccionista’ la posición de AENA en relación con la participación de las instituciones catalanas en la gestión de El Prat. ‘Hay que distinguir entre la gestión aeronáutica, en la que debe haber un único operador estatal y la parte comercial de los aeropuertos’, en la que se debe dar todo el protagonismo a los intereses locales.

Pasó el listón

A pesar de que su tráfico cayó un 8,2 % en 2008, el aeropuerto de El Prat logró pasar el listón fijado por el Gobierno de 30 millones de pasajeros anuales para que una terminal tenga derecho a una gestión autonómica. El aeropuerto de Barcelona sumó a lo largo del ejercicio 30,2 millones de viajeros.

http://www.cincodias.com/articulo/empresas/privatizacion-parcial-AENA-retrasara-ano-2011/20090327cdscdiemp_1/cdsemp/

Comentarios cerrados.