La verdad contada por profesionales

Las compañías aéreas responsabilizan a AENA por los retrasos

LARA OTERO – Madrid – 25/10/2010

A las compañías aéreas españolas se les agota la paciencia. Los retrasos en los aeropuertos del país llevan 10 meses disparados y sin visos de mejorar. AENA reconoce que la puntualidad ha bajado más de 10 puntos de media este año en el conjunto de la red. La empresa pública achaca las demoras a los controladores: una “lluvia fina” de actuaciones que generan, según la portavoz de AENA, la bola de nieve de los retrasos. Julio fue el peor mes, “por el absentismo de los controladores”, pero la puntualidad se había empezado a deteriorar mucho en mayo, tras la aprobación de la ley que, según AENA, le devolvía la capacidad de gestión.

Los controladores rechazan que sea culpa suya, sino de la mala gestión de AENA y de la falta de personal, aunque reconocen que en las condiciones en que trabajan ahora, con más vuelos para cada controlador, tienen más cuidado y separan más los aviones. Las compañías aéreas, por su parte, responsabilizan a AENA de la mala calidad del servicio y estudian pedir indemnizaciones por los enormes costes que suponen los retrasos.

En septiembre casi el 20% de los vuelos se demoraron más de 30 minutos en el conjunto de la red. La empresa pública no desglosa los datos por aeropuerto pero según el último análisis de Eurocontrol, de agosto, Madrid fue el aeropuerto con más vuelos retrasados de Europa: se demoró el 63% de las operaciones de salida de Barajas (una media de 34 minutos) y el 71% de las llegadas.

A 72 euros el minuto

Una carta dirigida por Iberia el día 15 a la directora de Navegación Aérea, Carmen Librero, se duele de que en la primera quincena del mes la compañía ha sufrido 32.125 minutos de retrasos por regulaciones españolas en sus vuelos. Un estudio de Eurocontrol en 2004 estableció que cada minuto de retraso costaba 72 euros a las aerolíneas. Los servicios jurídicos y financieros de la asociación de aerolíneas Aceta estudian pedir indemnizaciones a AENA, señala una portavoz. “Hemos apoyado al Gobierno en sus medidas respecto a los controladores, pero es su responsabilidad garantizar el servicio”.

Daniel Zamit, portavoz del sindicato USCA, achaca las demoras a la gestión de AENA. “Es como si en un supermercado tienes cinco cajas abiertas para cobrar en vez de 10. Si sigues dejando entrar gente, las colas crecerán cada vez más”.

http://www.elpais.com/articulo/economia/conflicto/controladores/dispara/retrasos/aereos/elpepueco/20101025elpepieco_1/Tes