La verdad contada por profesionales

El pacto del Euro, la destrucción de los convenios colectivos y la perversión de la información

Implicaciones prácticas inmediatas: la reforma de la negociación colectiva

«La diferencia entre una democracia y una dictadura

es que una democracia votas primero y obedeces después;

en una dictadura no hace falta que pierdas el tiempo votando.»

Charles Bukowski

Álvaro Martínez

En otros tiempos y en otras sociedades menos complejas, cuando un poderoso quería explotarte te ponía unos grilletes, te daba unos azotes, te mantenía a base de pan y agua, violaba a tu mujer e hijas y encima te obligaba a llamarle señor. Por supuesto, también era costumbre que al explotado se le cruzasen los cables y le cortase la garganta al señor mientras dormía, o se aliase con los explotados de los alrededores para cortar varias gargantas de varios señores. La insurrección era vista como algo lógico e inevitable, y la vergüenza recaía sobre el señor por no haberse sabido defender. La cosa estaba clara, las cartas no estaban marcadas y hasta el más tonto de la aldea hubiera podido señalar al explotador en una rueda de reconocimiento.
Hoy en día, los señores han convertido la economía en algo tan complejo que las masas se ven incapaces de comprender de dónde les llueven los golpes. Han mutado los grilletes y el látigo en entelequias incomprensibles tales como el IBEX-35, el Fondo Monetario Internacional o el Banco Central Europeo. Han transformado la economía en una máscara detrás de la que robar y machacar al pueblo bajo un prudente velo de anonimato e impunidad. No se puede guillotinar a la CEOE, ni quemar sus propiedades, porque la CEOE sólo existe en el reino de las ideas.
Otra entelequia sin garganta que cortar es el nuevo acuerdo a puerta cerrada parido por Merkel y Sarkozy: el Pacto del Euro. Se trata de la enésima reforma en contra de los trabajadores que se anuncia como inevitable para salir de “la crisis” ; en este caso, el objetivo declarado es aumentar la “competitividad” para contener el déficit en los estados de la Unión Europea y así evitar nuevos “rescates” . En palabras de El País, «el acuerdo se basa en compromisos sobre moderación salarial, contención del gasto en pensiones y prestaciones sociales, flexiseguridad laboral para fomentar el empleo y coordinación de las políticas fiscales» . A cualquier trabajador se le deberían poner los pelos de punta ante esta retórica anti-proletaria, que analizaremos punto por punto.

¿Qué efectos a corto plazo va a tener la aprobación del Pacto del Euro en el Parlamento Europeo los próximos días 22 y 23 de junio [43]? La Ministra de Economía ya ha afirmado que la medida «más importante» que el gobierno español espera presentar para cumplir los objetivos declarados en el Pacto del Euro es la reforma de la negociación colectiva [44]. «Salgado ha puesto en el centro de esa política de fomento de la competitividad una reforma de la negociación colectiva que aspira, sobre todo, a hacerla más ágil y menos rígida», afirma El País. Más ágil. Menos rígida. Nuevamente, el sueño de la “flexiseguridad” produce monstruos; agilizar el mercado laboral significa, en jerga economista, caminar hacia su progresiva tercermundialización.
El misil de esta reforma apunta a los convenios laborales colectivos , que para los economistas son demasiado rígidos y nada “flexiseguros”. En palabras de El País:
«El conflicto de los controladores aéreos se ha erigido en paradigma de los excesos que pueden producirse en la negociación colectiva. Pese a constituir una rareza, la idea de un convenio prorrogado durante seis años por la obcecación de empresa y trabajadores evidencia la perversión a la que puede llegar el modelo español. Esa prórroga infinita tiene los días contados, a juzgar por la reforma del sistema que perfilan la patronal y los sindicatos. Fijar plazos a la negociación, obligar a presentar propuestas y, en última instancia, recurrir a un árbitro constituyen las claves de un nuevo esquema que dará un vuelco a las relaciones laborales.» [45]
Obsérvese en primer lugar la descarada manipulación del autor del artículo. En primer lugar saca a la palestra a los controladores aéreos para provocar un estado de indignación en el lector debido a la mala prensa de la que gozan esos trabajadores; por supuesto, los controladores aéreos no son representativos en absoluto del trabajador medio español. Obsérvese el uso del término «perversión» para referirse al sistema de convenios. Obsérvese que la renegociación de los convenios constituye una «prórroga infinita», a pesar de que un par de frases antes ha escrito que el caso de los controladores constituye «una rareza».
[43] «El sindicalismo europeo convoca para el 21 de junio una jornada de acción contra los recortes en la UE», Europa Press, 20/05/2011: http://tinyurl.com/6dfv2ed

[44] «Salgado enmarca la negociación colectiva en el pacto del Euro», El País, 14/03/2011: http://tinyurl.com/6bkmsto

[45] «El bloqueo de convenios toca a su fin», El País, 13/03/2011: http://tinyurl.com/42m32aj