Controladores aéreos,  Internacional,  Política,  Portada

El cáncer de la militarización de controladores se extiende a Argentina

SOLEDAD GALLEGO-DÍAZ Buenos Aires 14 NOV 2011 – 17:39 CET (extracto)

En mitad de un conflicto sindical que llevó el sábado pasado a suspender todos los vuelos internacionales de Aerolíneas Argentinas, con el consiguiente caos en el aeropuerto de Ezeiza, el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner anunció hoy que los controladores aéreos pasan a depender inmediatamente de la Fuerza Aérea, una militarización de facto.

El secretario de Transporte, Schiavi, por su parte, consideró necesario el decreto presidencial por el que se traspasa a los controladores aéreos a un mando militar, porque «se ha llegado a una situación límite» y recordó que medidas similares se han tomado en otros países, entre ellos Brasil y España. El Gobierno anunció también que acudirá a los tribunales para intentar quitar personería a la APTA, es decir representación sindical que, de acuerdo con las leyes argentinas, la capacita a negociar en nombre del sector.

Según datos hechos públicos con anterioridad, Aerolíneas Argentinas pierde unos dos millones de dólares al día y cuenta con un número desproporcionado de empleados. La empresa es objeto de un juicio por parte de los anteriores propietarios, el Grupo Marsans, que reclama una indemnización por la manera en la que se realizó la nacionalización de la sociedad. Los dueños de Marsans, Gonzalo Pascual y Gerardo Díaz Ferrán, están a su vez procesados en España por un delito fiscal de 99 millones de euros, hechos cometidos precisamente por tras la privatización de Aerolíneas Argentinas (antigua filial de Iberia) por parte del Estado español en 2001.

http://internacional.elpais.com/internacional/2011/11/14/actualidad/1321288780_666263.html

Con los controladores, Cristina intenta ocultar el dólar

 Demasiado evidente -hasta se podría decir que es burdo-: para que la opinión pública no hable del dólar, el gobierno de Cristina Fernández agita el conflicto con sus ex amigos/socios, los sindicalistas de Aerolíneas Argentinas. Pero pueden estar cometiendo otra torpeza más…

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). El problema del dólar conduce a 3 temas que Cristina Fernández necesita que no se instalen:


> la idoneidad de sus colaboradores,

> la fortaleza del sistema bancario (ya cuestionado por la calificadora Standard & Poor’s), y

> el volumen real de reservas internacionales del Banco Central con libre disponibilidad.
Luego aparece la cuestión de la supuesta conspiración política, que es un argumento al que apelan los del Frente para la Victoria cuando no entienden un problema o no quieren comprenderlo o no quieren ceder ante una evidencia.
Por eso fue incrementado el volumen mediático del conflicto por los controladores aéreos con uno de los varios sindicatos (en este caso, el del personal técnico) con presencia en Aerolíneas Argentinas.
Si Cristina querría realmente ordenar la situación de Aerolíneas, debería haber comenzado por disciplinar al sindicato de pilotos que dirige Jorge Pérez Tamayo, y antes de perder cientos de millones de dólares estadounidenses que tanto precisa en estos días, pero le ha permitido todo.
Ahora, ante el conflicto con el sindicato del ex funcionario de Néstor Kirchner, Ricardo Cirielli, pero la necesidad de intentar ocupar la agenda de la opinión pública con otro tema, Cristina ordena ir contra los de APTA.
Es cierto: el sindicato cometió un error con su conflicto pero ni es el más grave ni es el más complejo. Sí es a destiempo: Cristina necesita
> demostrar autoridad,

> demostrar gestión, y

> que no se hable del dólar.
A propósito del dólar, buen comentario de Claudio M. Chiaruttini, en su programa Sin Saco y Sin Corbata, por Radio El Mundo:
«A dos semanas del cepo cambiario, el corralito verde se transformó en el mayor problema económico que afrontó el kirchnerismo desde 2003 y los intentos de solucionar las distorsiones causadas profundizan la corrida contra los depósitos en dólares, aumentan el diferencial entre el dólar oficial y el blue y suben la cantidad de negocios en las cuevas.
 
Entre los economistas heterodoxos, militantes fieles y aplaudidores entusiasta de cada logro del gobierno, la crisis establecida por impericia está comenzando a poner nerviosos a sus mayores figuras, pero en todos hay una constante: no entienden las características del problema creado por el gobierno y lanzan posibles soluciones que podrían espiralizar la crisis.
 
Para el titular de la Unidad de Investigaciones Financieras, José Sbatella, la corrida contra el dólar se trata“de una decisión de un grupo político”;

para el ministro de Economía y vicepresidente electo, Amado Boudou“hay sectores que buscan generar preocupación”;

Jorge Gaggero culpa a las multinacionales y al 1er. centil de ingresos por el 65% de las fugas de divisas;

Haroldo Montagú, del Plan Fenix, señala hacia los tratados de inversión con otros países; y

Mario Rapoport asegura que las multinacionales envían remesas a sus casas matrices por la crisis en los Estados Unidos y Europa (“necesitan nuestros dólares”, asegura).

 
Los economistas heterodoxos entienden que la crisis actual poco tiene que ver con cualquier otra crisis financiera, bancaria o cambiaria que haya tenido la Argentina en los últimos 40 años, pero algunos miran la crisis del 1930 para buscar soluciones (?), mientras que otros realizan comparaciones con otros países del mundo o de la región para minimizar el fracaso del operativo policial que hace dos semanas aplica el gobierno (?).
 
Ante la multicausalidad del fenómeno, las enmiendas que se plantean son diversas y, a veces, contradictorias:

> desdolarizar la economía (como si los últimos 8 años no hubiese ocurrido esto),

> desdoblar el dólar,

> establecer una comisión para determinar qué rubros de la economía pueden acceder a divisas a un precio y cuáles a otros mucho mayor,

> prohibir la venta minorista,

> vedar la remesas de ganancias a las casas matrices de las multinacionales,

> derogar todos los tratados y convenios de inversión con el exterior,

> nacionalizar los depósitos en moneda extranjera y convertir los dólares en los bancos en pesos en forma compulsiva.

 
Frente al variado menú potencial de locuras, la falta de señales claras sobre los pasos que dará la Casa Rosada no hace más que crispar a los inversores y los rumores apura a los ahorristas a sacar sus dólares de los bancos, aunque el periodismo militante ignore lo que ocurre en la City, el periodismo económico militante lo considere casi un tema anecdótico y la clase política no hable del tema para no ser considerada cómplice de la fuga de divisas y el retiro de depósitos de los bancos.
 
A los operadores económicos no les preocupa que los asesores de la Presidente de la Nación le hayan dicho decir a Cristina Fernández que el Fondo Monetario Internacional es acreedor de la Argentina (un gravísimo error financiero y económico), sino la posibilidad de que la Casa Rosada intente aplicar la misma estrategia que contra la reacción que se levantó en el campo por la Resolución 125, es decir, lanzar una guerra encarnizada.
 
 En la semana, mientras llamaban a los bancos para que apuraran el ingreso de dólares de los exportadores, a las multinacionales para decirles que no podrán girar ganancias al exterior (se analizará caso por caso, dicen) y a los importadores para pisarle operaciones, Amado Boudou, la presidente del Banco Central, Mercedes Marcó del Pont; el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno; y el titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, intentaban calmaran los rumores, pero los comportamientos contradictorios aceleraban las compras de divisas y la salida de depósitos.
 
Por ejemplo, el Banco Central anunció que dejó de tomar deuda con bancos europeos y, por eso, bajan las reservas; sin embargo, desde el miércoles comenzó a vender dólares por la mañana para exigir que se los devolvieran antes del cierre de la rueda.

Al mismo tiempo que el Banco Central pedía calma, no daba a conocer el informe sobre mercado cambiario y lo posterga hasta diciembre e iniciaba una política de crawling peg (minidevaluaciones controladas) dejando que el dólar oficial se deslizara un centavo diario sin explicar cuánto va a durar esta estrategia o cuáles son las metas de tipo de cambo.

Por su parte, la AFIP corta las importaciones un día a la mañana y las reabre por la tarde e impone una nueva regla: los despachante de aduana deben tener empleados, sino, son sospechosos y mandan a investigar a 2.882 (14% del total) por calificarlos de “riesgosos”. ¡Una verdadera locura!

Pero si de incoherencias de la AFIP se trata, el impacto que tuvo el cepo cambiario en el sector turismo, inmobiliario, venta de autos y electrodomésticos obligó a negociaciones, aclaraciones, lanzar excepcionalidades y dar explicaciones, confirmando gran improvisación y desconocimiento de la operatoria comercial a la hora de diseñar normas.

Tal como se hizo con la Resolución 125, el gobierno intento minimizar las dimensiones de la crisis. La AFIP asegura que en 10 días, las operaciones de cambio sumaron poco más de 200.000, y que fueron rechazadas menos de 2% del total de solicitudes presentadas (unas 2.500 inconsistencias). Entonces ¿por qué la preocupación del gobierno en imponer un cepo cambiario si 98% de los compradores están en situación regular fiscal y el mercado de divisas es de menor cuantía?

El Banco Central informó que sólo 11% de los argentinos compran dólares y que 90% de las transacciones la hacen 220.000 personas y empresas.

Entonces ¿por qué limitar el mercado minorista?

Y se fueron sólo 4,3% de los depósitos bancarios, ¿por qué liberó el BCRA US$ 2.000 millones para poder cumplir con la demanda de los ahorristas?


Entre los economistas heterodoxos critican que 1% de la población adquiere 33% de los dólares que se comercializan en la Argentina y que somos el 2do. país del mundo con mayor cantidad de divisas por habitantes luego de la Rusia. No conocen historia económica local.

La realidad contrasta contra el discurso oficial.

A 2 semanas del operativo policial, el gobierno no tiene respuesta del

> porqué se fueron US$ 68.000 millones en los últimos casi 3 años,

> porqué en 2 semanas se fueron la mitad de los dólares que ingresaron en los bancos en todo 2011; o

> porqué se fueron más de US$ 1.000 millones que estaban en plazos fijos y cajas de ahorro.


Si la situación fuera normal, el ministro de Economía y la Presidente del Banco Central no tendrían que prometer a los banqueros extranjeros que no se nacionalizarán los encajes de los depósitos en dólares  o que no se pesificarán las colocaciones en divisas.

Si la situación fuera normal, Washington no seguiría votando contra la Argentina cada vez que se analiza un crédito en organismos multilaterales, ni las calificadoras de riesgo criticarían la situación de algunos bancos o la obligación de traer inversiones en el exterior de las aseguradoras.

El gobierno, que intenta definir al enemigo que causa la corrida sobre el dólar y los depósitos en divisas (para aislarlo y atacarlo, como hizo con el campo en 2008, para luego culparlo de maniobras destituyentes, por causar la corrida antes de la jura del segundo mandato de Cristina Fernández) no reconoce que si no se hubiesen retirado US$ 26.000 millones del BCRA en los últimos 3 años, esta corrida nunca se hubiera producido.

Cuando Cristina Fernández y Néstor Kirchner ordenaron al entonces presidente del BCRA, Martín Redrado, usar las reservas para hacer pagos de deuda corriente, fueron muchas las voces que alertaron que la maniobra tendría un impacto directo en la cotización del peso contra el dólar. Ahora estamos pagando las consecuencias.

Con la Resolución 125, el gobierno buscó un camino para hacer frente a cubrir el gasto que financió la elección de Cristina Fernández como Presidente de la Nación.

Con el manoteo de las reservas del Banco Central se pagó la reelección de su heredera. Ahora… que la Casa Rosada fabrique un enemigo al cual demonizar, cercar y culpar de la fuga de divisas… es hipocresía política.


Como el gobierno sabe que no podrá recurrir al BCRA para financiarse y que la Anses tiene plazo limitado para ser el prestamista preferido, reducir subsidios es la forma tardía de cubrir el despilfarro.

Pero como la contabilidad creativa es gran aliada del gobierno, al mismo tiempo que bajan subsidios, mantienen la partida  (y la incrementan 20%) para 2012, para poder tener un excedente de caja para usar políticamente. No es mucho, sólo $ 20.000 millones de libre disponibilidad para iniciar el 5º año de mandato de Cristina Fernández.

Pero la improvisada estrategia que el gobierno para bajar subsidios puede ser contraproducente dado que no se conoce el impacto real que tendrá en el bolsillo de las familias una medida de este tipo. Mientras la consultora Abceb.com asegura que sólo subirán las tarifas 5%, los bancos y empresas afectados hablan de valores que van del 150 al 300%. ¿Imaginan esos impactos sobre el poder adquisitivo de los hogares?

En la dinámica de acción política del cristinismo talibán, jamás el gobierno reconocerá un error. Siempre buscará un culpable que pague los costos políticos de sus equivocaciones. Por eso, si la fuga de divisas no frena y cesa la salida de depósitos en dólares de los bancos, las malas medidas podrían ser seguidas por una cacería de brujas. Meter a algunos inversores o cambistas presos, puede ser el siguiente paso del cepo cambiario.»

Fuerza aérea sociedad anónima

Fuerza aérea sociedad anónima es un documental argentino de 2006, dirigido por Enrique Piñeyro sobre la situación del control aéreo en Argentina. Esta nueva película se propone profundizar la problemática del transporte aéreo argentino denunciando sus conflictos y anomalías en su funcionamiento cotidiano. Mafias, ocultamiento de la información y negligencias, son reveladas a través de cámaras ocultas que denuncian una realidad que no puede seguir impune.

http://www.aquafilms.com.ar/films/fuerza-arear-sociedad-anonima

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=oRxy_egFcYw[/youtube]

Presidenta argentina firma decreto para que controladores dependan de la Fuerza Aérea

BUENOS AIRES.- El Gobierno argentino decidió por decreto que desde hoy los controladores aéreos vuelvan a depender de la Fuerza Aérea, en medio de un conflicto sindical que mantiene suspendidos desde el sábado todos los vuelos internacionales de la estatal Aerolíneas Argentinas.

El acta firmada por la Presidenta, Cristina Fernández, y publicada hoy en el Boletín Oficial transfiere a la Fuerza Aérea el «control de la prestación de los servicios de navegación aérea y de coordinación y supervisión del accionar operativo del control aéreo», funciones que desde 2007 estaban a cargo de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC).

«Para el mejor cumplimiento de las finalidades tenidas en mira al momento de la creación de la ANAC, y siguiendo recomendaciones de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), resulta necesario y conveniente que dicha Administración no tenga a su cargo la prestación de los servicios de navegación aérea, cuya actividad regula y le compete fiscalizar», señala el decreto.

La norma establece la creación de la Dirección General de Control del Tránsito Aéreo en el ámbito de la Fuerza Aérea, del que pasan a depender los centros de control de áreas y las torres de tránsito aéreo, según precisa el texto.

Esta medida ha sido tomada en medio de una supuesta huelga encubierta del personal técnico de Aerolíneas Argentinas, que obligó este fin de semana la suspensión de todos los vuelos internacionales de la compañía aérea estatal.

El ministro argentino de Trabajo, Carlos Tomada, confirmó hoy que en las próximas horas acudirá a la Justicia para declarar la ilegalidad del paro y pedir la cancelación de la personería jurídica de la Asociación del Personal Técnico Aeronáutico (APTA), uno de los dos sindicatos más fuertes en la aerolínea.

Aunque el secretario general del gremio, Ricardo Cirielli, lo niega, el Ejecutivo asegura que APTA está llevando adelante una medida de fuerza encubierta, ya que el sindicato no ha hecho ningún reclamo formal.

Según fuentes oficiales, el Ministerio de Trabajo dictó el viernes la conciliación obligatoria en el conflicto, pero el sindicato no la acató.

En un comunicado, Aerolíneas Argentinas hizo responsable a Cirielli, por “los perjuicios e inconvenientes que ocasionan a los pasajeros” las presuntas medidas de fuerza.

El titular de APTA calificó esta mañana de “incapacidad para resolver los problemas” el traspaso de los controladores aéreos a la Fuerza Aérea, al tiempo que consideró un “retroceso darle a los militares el control de la aviación civil,” ya que a su juicio haber «unificado toda la aviación en un solo organismo y que dependiera de civiles” fue uno de los logros del ex Presidente Néstor Kirchner durante su gestión (2003-2007).

En las últimas semanas tanto el sindicato de los técnicos como el de los pilotos de la compañía han realizado fuertes críticas a la gestión del presidente de Aerolíneas Argentinas, Mariano Recalde, un hombre cercano a la reelegida presidenta argentina.

El conflicto sindical en la aerolínea habría generado hasta el momento pérdidas por entre 15 y 20 millones de dólares, según publica hoy la prensa oficialista.

Aerolíneas Argentinas ha reprogramado para hoy parte de sus vuelos desde el aeropuerto internacional de Ezeiza, a las afueras de Buenos Aires, pero habrá que esperar a las próximas horas para ver si efectivamente comienzan a normalizarse sus servicios.

http://www.emol.com/noticias/internacional/2011/11/14/512645/controladores-aereos-pasan-a-depender-de-fuerza-aerea-en-medio-de-conflicto.html

Comunicado del sindicato argentino APTA ante la militarización de los controladores

Comunicado a la opinión pública

EL GOBIERNO NACIONAL ENGAÑA
A USUARIOS Y SOCIEDAD EN GENERAL

LA ASOCIACIÓN DEL PERSONAL TÉCNICO AERONAÚTICO (APTA) NO HA ESTADO REALIZANDO NI REALIZA,
NINGUNA MEDIDA DE  FUERZA DE NINGÚN TIPO:
NI “ENCUBIERTA” O NO ENCUBIERTA.

LA CAUSA REAL Y VERIFICABLE DE LAS CANCELACIONES DE VUELOS INTERNACIONALES DE AEROLÍNEAS ARGENTINAS POR PARTE DEL GOBIERNO NACIONAL, SON LA FALTA DE AVIONES DISPONIBLES PARA REALIZARLOS. EL 50 % DE LA FLOTA INTERNACIONAL SE HALLA FUERA DE SERVICIO. POR INCAPACIDAD EN LA GESTIÓN EMPRESARIAL, Y FALTA DE INVERSIONES EN LA FLOTA INTERNACIONAL, Y EN EL ÁREA TÉCNICA.

ESTADO DE LA FLOTA INTERNACIONAL DE AEROLÍNEAS ARGENTINAS EL 12/12/11


De los 3 B747-400 solamente había 2 volando (exclusivamente a Madrid). El LV-BBU y el LV-AXF. El restante (LV-ALJ) está en inspección desde hace tiempo, para ser devuelto al fabricante.

De los 4 A340-200 solamente está volando 1 el LV-ZPX. El LV-ZRA está en «C» check/Inspección programada. Y los aviones LV-ZPJ y LV-ZPO están fuera de servicio, por vencimiento de un boletín mandatorio (norma obligatoria), para realizar cambio de pistón en los dos trenes principales de aterrizaje, de cada uno. Una tarea de mantenimiento que afecta la seguridad aérea, y que por negligencia de las gerencia responsables como del delegado de Mariano RECALDE y Axel KICILOFF en el Área Técnica, Javier RODRIGUEZ, se excedió 11.000 Hs.!!! Casi tres años de demora en cada avión, para ser realizada.

De los 3 A340-300 solamente hay 2 volando (LV-BMT y LV-CEK). El LV-BIT estaba fuera de servicio en Roma. Con Tripulación vencida y pasajeros en hoteles. Cabe aclarar que el LV-BMT también presenta el mismo vencimiento del Boletín mandatorio para trenes de aterrizaje, pero Airbus otorgó a pedido de de Aerolíneas Argentinas, un waiver (prórroga del vencimiento).

En conclusión, el sábado 12 de noviembre pasado, de las 10 aeronaves que conforman toda la flota internacional de Aerolíneas Argentinas, había solo 5 en servicio o posibilidades de volar.

ESA FUE LA AUTÉNTICA RAZÓN POR LA CUAL GOBIERNO Y EMPRESA CANCELARON LOS VUELOS INTERNACIONALES. NO HABÍA AVIONES DISPONIBLES PARA REALIZARLOS.


Si APTA hubiera llevado a cabo una medida de fuerza, además de haberla anunciado públicamente, la hubiera implementado también en los vuelos de cabotaje y regional desde Aeroparque, tanto en Aerolíneas Argentinas como en Austral. Donde hay muchísimos más vuelos, que los internacionales que operan en Ezeiza.

Las autoridades de Aerolíneas Argentinas y los funcionarios del Poder ejecutivo nacional mienten a sabiendas a la población, sobre la causa de este colapso en los servicios internacionales de Aerolíneas Argentinas. Para ocultar sus culpas, por la falta de inversiones en la flota de Aerolíneas y en su Área Técnica; el inescrutable manejo de los miles de millones de dólares aportados por el Estado nacional; y una pésima administración corporativa a cargo de autoridades ignorantes del negocio aerocomercial, y sin ninguna experiencia de gestión empresarial.

Se le está mintiendo a la población, igual que se ha hecho con los índices de inflación oficial. Y se está creando un escándalo público, que es funcional a desviar la atención de la sociedad, de las fuertes críticas que se le formulan al gobierno por sus medidas cambiarias.

Gobierno y funcionarios se victimizan para exculparse, y usan a APTA como chivo expiatorio. Como hicieron el viernes en el caso de los Controladores de Vuelo, que debieron espaciar las salidas de las aeronaves, NO por estar en paro, sino por fallas crónicas en sus equipos de comunicaciones y radar, sumado a un corte de electricidad en la Torre de Control.

Sugestivamente, APTA había enviado el 27 de octubre de 2011 y el 02 de noviembre de 2011, sendas notas al Secretario de Transporte Ing. Juan Pablo SCHIAVI y al Dr. Mariano RECALDE denunciando en el primer caso, las crónicas falencias, edilicias, de capacitación y tecnológicas, que tiene el control operacional de los vuelos en la Argentina. El cual sufren los controladores, impidiéndoles realizar correctamente sus tareas de seguridad aérea. Y, en el caso de Aerolíneas Argentinas, que no se cumplió el 90% de las inversiones acordadas hace 18 meses entre APTA y el Dr. RECALDE -entre otros directivos empresariales-, mediante un Acta Acuerdo y verbalmente. Las cuales iban a finalizarse antes del 2011. Esas inversiones incluían, un hangar nuevo en Ezeiza para Aerolíneas Argentinas; un hangar nuevo en Aeroparque para Austral; un Taller de motores para B737-NG y A340; y equipos automáticos de prueba pare el Taller Aviónica. Indispensables para reequipar y actualizar tecnológicamente las áreas de mantenimiento y reparación aeronáuticas de ambas compañías.

El monto total de esas inversiones concretas y amortizables que permitirían reducir los costos el déficit corporativos y generar ingresos con trabajos a terceros, es de USD 75 millones. Algo más de 3% de los USD 2175 millones destinados por el Estado nacional desde mediados del 2008 hasta fines del 2011.

Nunca tuvimos respuesta alguna, a nuestras denuncias y reclamos ni por parte de SCHIAVI ni de RECALDE. El gobierno y las autoridades empresariales prefieren seguir persistiendo en el error, sin solucionar los problemas.

Optando por culpar mediáticamente a los espejos, en este caso APTA, para eludir pagar sus costos políticos.

Resulta imposible administrar eficientemente empresas, para sanearlas financieramente y reactivarlas económica y comercialmente, sin presentar regularmente planes y tiempos de inversión específicos para cada área. Y, sin presentar balances, rindiendo cuenta del uso de los cuantiosos dineros públicos canalizados mediante subsidios no reintegrables, ni en capital ni en intereses, a los ciudadanos argentinos que los aportan de sus bolsillos. Que, además, son los mandantes de los funcionarios del Poder ejecutivo, y de las autoridades de ambas compañías. Todos funcionarios públicos.

APTA repudia las intimidaciones o “aprietes laborales” que han sufrido en estos días tanto los compañeros controladores como los técnicos aeronáuticos de Aerolíneas Argentinas, por parte de funcionarios de la ANAC en el primer caso, y de la aérea en el segundo (a través de los señores Javier RODRIGUEZ y Leonardo LAGUNA WEINBERG Subgte. de Recursos Humanas), conjuntamente con representantes del Ministerio de Trabajo. Forzándolos, tratando de imponer “la obediencia debida laboral”, a despachar aeronaves o habilitar tareas aeronáuticas, en condiciones no aceptables para garantizar la seguridad aérea. Poniendo en riesgo con dichas coerciones, a las que se negaron nuestros compañeros, la vida de pasajeros y tripulantes. APTA iniciará acciones legales, contra los responsables de dicho ominoso y repudiable accionar.

Finalmente, ante la amenaza del Ministerio de Trabajo de la Nación de quitar la personería gremial a APTA. Al igual que pretendiera hacer la ex ministra de trabajo de De la RÚA, Patricia BULLRICH, por razones similares. Denunciar APTA las enormes irregularidades existentes en la administración de Aerolíneas Argentinas cometidas entonces por IBERIA/SEPI/Estado español, y negarse por ello a firmar el Plan Director.

APTA ya ha dicho, y ratifica, que dará todas las peleas que deba dar por defender sus fuentes y puestos de trabajo. Y, afrontará todas las consecuencias que deriven de esa lucha en todos los ámbitos, el sindical, el legal, el político y el público. No tenemos miedo, porque sabemos y lo podemos demostrar, que nos asiste la razón y la justicia. Seguiremos defendiendo igual a nuestros compañeros, como peleando por la existencia de Aerolíneas Argentinas y Austral, con o sin personería gremial. Sabemos lo que es luchar en la adversidad, y VIVIR EN EL INFIERNO. Lo hemos aprendido en 20 años de lucha contra IBERIA, la SEPI y MARSANS. La historia, siempre nos dio la razón y absolvió.

Aunque le quiten la personería gremial a todos los sindicatos aeronáuticos. Aunque intenten silenciar, como en el peor gobierno dictatorial, a todas las voces críticas y quejas gremiales y laborales, los problemas gravísimos que afrontan Aerolíneas Argentinas y Austral no se resolverán.

Para lograrlo, hay que atacar sus causas, rectificando las políticas de Estado hacia las dos compañías aéreas nacionales; transparentando públicamente la gestión en cuanto a inversiones, y utilización de multimillonarios fondos públicos; y, designando administradores idóneos como experimentados en lo que deben administrar. No es necesario un doctorado en Harvard, para saber y poder hacerlo. Solo quererlo hacer, con voluntad y decisión política.

APTA se solidariza, tanto sus dirigentes como sus afiliados, con todos los miles de pasajeros damnificados por las cancelaciones de vuelos internacionales de Aerolíneas Argentinas. Y les asegura, que en NADA es su responsabilidad, por las dramáticas situaciones que han debido atravesar. Como hemos expuesto, esas responsabilidades son exclusivas de los desaciertos reiterados de quienes conducen Aerolíneas Argentinas, el Dr. Mariano RECALDE y el Dr. Axel KICILOFF. Como de aquellos funcionarios del Poder Ejecutivo nacional, que los encubren y avalan.

Los pasajeros afectados han sido víctimas y rehenes de esos desmanejos, y los engaños maliciosos a la opinión pública para ocultarlos.

APTA, vuelve a proponer que se autorice a todos los representantes legislativos de los argentinos, en la Cámara de Diputados y la de Senadores; junto con todos los medios de comunicación de cualquier tendencia y magnitud, a una recorrida integral por las Áreas Técnicas de Ezeiza y Aeroparque de Aerolíneas Argentinas y Austral. Así, los argentinos dueños de ambas empresas, tendrán la posibilidad de conocer la real situación de las mismas, a través de quienes la representan como de quienes la informan. También, proponemos enfáticamente que realice dicha visita la Sra. Presidenta de la Nación, con el mismo fin. Para que pueda estar informada con veracidad por sus propios medios, sobre lo que en verdad acontece en los ámbitos técnicos de las dos aéreas nacionales.

El sistema de transporte aerocomercial argentino, el cual debemos recuperar, consolidar y expandir, mediante la implementación de un genuino modelo industrialista aeronáutico, canalizado en gran parte a través de Aerolíneas Argentinas y Austral. Un modelo al cual APTA ha impulsado y defendido desde las nefastas épocas neoliberales de los 90. Únicamente puede plasmarse en los hechos, y no solo quedar en mera retórica proselitista, con las adecuadas políticas de Estado aeronáuticas y aerocomerciales, junto con la idónea y transparente administración de las dos mayores aéreas nacionales.


Buenos Aires, noviembre 14 de 2011

Ricardo CIRIELLI
Secretario GENERAL

http://www.aviones.com/

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies