"La privatización puede funcionar como una forma sigilosa de endeudamiento público"

Cárceles, privatización e influencia

Publicado en: EconomíaOpiniónPolíticaPortadaPrivatización de Aena


“La privatización es una manera de deshacerse de los empleados públicos, que tienen la costumbre de sindicarse”

 

PAUL KRUGMAN

Profesor de Economía en Princeton y premio Nobel de 2008

A lo largo de los últimos años, The New York Times ha publicado varios informes aterradores sobre el sistema de casas de reinserción de Nueva Jersey, que están dirigidas de forma privada y que complementan el sistema normal de prisiones. La serie es un modelo de informes de investigación que todo el mundo debería leer, pero que también debería observarse en un contexto. Los horrores que describe forman parte de una pauta más amplia en la que las funciones básicas de gobierno se están privatizando y deteriorando.

Antes que nada, respecto a esas casas de reinserción: en 2010, Chris Christie, el gobernador del Estado —que mantiene unos vínculos personales estrechos con Community Education Centers, el mayor operador de estas instalaciones, y que antes trabajó como miembro de un grupo de presión para el grupo— describía las operaciones de la empresa como “una representación de lo mejor del espíritu humano”. Pero los informes de The Times describen, en cambio, algo más parecido a un infierno en la tierra: un sistema mal dirigido, sin personal suficiente y con unos trabajadores desmoralizados, del que los individuos más peligrosos escapan con frecuencia para causar estragos, mientras que los delincuentes relativamente poco peligrosos se enfrentan al terror y a los abusos por parte de otros internos.

Es una historia terrible, pero, como dije, tienen que verla en un contexto más amplio, en el de una campaña en todo el país de la derecha estadounidense para privatizar las funciones de gobierno, que incluye el funcionamiento de las cárceles. ¿Qué hay detrás de esta campaña?

Podríamos sentirnos tentados a decir que refleja la fe de los conservadores en la magia del mercado, en la superioridad de la competencia del libre mercado sobre la planificación del Gobierno. Y sin duda alguna, es la forma en la que a los políticos de derechas les gusta enfocar el asunto.

Pero si lo pensamos, aunque solo sea un minuto, nos damos cuenta de que lo único que las empresas que forman el complejo industrial penitenciario —como Community Education o el gigante de las cárceles privadas Corrections Corporation of America— no están haciendo desde luego es competir en un libre mercado. En lugar de eso, viven de los contratos públicos. No existe ningún mercado libre aquí, y no existe, por tanto, ninguna razón para esperar alguna mejora mágica en la eficiencia.

Y, como era de esperar, a pesar de las numerosas promesas de que la privatización de las cárceles daría lugar a un enorme ahorro de costes, ese ahorro —como concluía un exhaustivo estudio de la Oficina de Asesoría Jurídica, que forma parte del Departamento de Justicia— “sencillamente no se ha materializado”. Si los operadores de prisiones privados logran ahorrar dinero, es mediante “reducciones de personal, prestaciones y otros costes relacionados con el trabajo”.

Así que, veamos: las cárceles privatizadas ahorran dinero empleando a menos guardias y a menos trabajadores, y pagándoles mal. Y luego tenemos historias terribles sobre la forma en que se dirigen estas cárceles. ¡Qué sorpresa! Entonces, ¿qué hay detrás de la campaña para privatizar las cárceles, y casi todo lo demás?

Una respuesta es que la privatización puede funcionar como una forma sigilosa de endeudamiento público, en la que los Gobiernos evitan registrar gastos por adelantado (o incluso recaudan dinero vendiendo las instalaciones existentes) mientras aumentan los costes a largo plazo de forma que los contribuyentes no pueden ver. Oímos hablar mucho de las deudas ocultas en que los Estados han incurrido en forma de pensiones de jubilación; pero no oímos hablar mucho de las deudas ocultas que se están acumulando actualmente en forma de contratos a largo plazo con empresas privadas contratadas para dirigir las cárceles, los colegios y más establecimientos. Otra respuesta es que la privatización es una manera de deshacerse de los empleados públicos, que tienen la costumbre de sindicarse y que tienden a votar a los demócratas en cualquier caso.

Pero la respuesta principal, sin duda alguna, es seguir el dinero. Da igual lo que la privatización supone o no para los presupuestos estatales; piensen, en cambio, en lo que supone para los fondos de las campañas y las finanzas personales de los políticos y sus amigos. A medida que se privatizan cada vez más funciones públicas, los Estados se convierten en paraísos en los que hay que pagar para poder participar, en los que tanto las contribuciones políticas como los contratos para los amigos y los familiares se convierten en un quid pro quo para conseguir negocios públicos. ¿Las empresas se están apoderando de los políticos, o son los políticos los que se están apoderando de las empresas? ¿Tiene alguna importancia?

Ahora alguien señalará seguramente que el Gobierno no privatizado también tiene sus problemas de influencia excesiva, que los sindicatos de guardias de prisiones y de maestros también tienen influencia política, y que esta influencia distorsiona a veces la política pública. Me parece bien, pero esa influencia tiende a ser relativamente transparente. Todo el mundo conoce esas pensiones públicas posiblemente excesivas; fue necesaria una investigación de The Times durante varios meses para sacar a la luz el informe del infierno de las casas de reinserción de Nueva Jersey.

Por tanto, la cuestión es que no deben suponer que lo que The Times descubrió sobre la privatización de las cárceles en Nueva Jersey es un caso aislado de mala conducta. Por el contrario, casi con toda seguridad es un destello de una realidad paulatina y generalizada, de un nexo corrupto entre la privatización y la influencia que está debilitando al Gobierno en gran parte de EE UU.

© New York Times Service 2012.

http://www.nytimes.com/2012/06/22/opinion/krugman-prisons-privatization-patronage.html

http://economia.elpais.com/economia/2012/06/22/actualidad/1340382595_393444.html


Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons

Comentarios cerrados


ASOCIACIONES IMPORTANTES







Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons

ARTÍCULOS IMPRESCINDIBLES


Carmen Librero, ex jefa de Navegación Aérea, quiso modificar la ley siete días antes del caos

EM_secretaria transportes conocia falta controladores

La actual secretaria de Transportes conocía la falta de controladores Marisa Recuero. El Mundo (edición impresa). 3/12/12 Dos años después del cierre del espacio aéreo español durante 24 horas y un país en estado de alarma 43 días, los presuntos responsables de aquel caos aéreo siguen sin rendir cuentas. Este diario ha tenido acceso a [...]


AENA falseó en 2010 los datos de la productividad de los controladores

aena manipulo productiv

Documentos internos demuestran que envió a Eurocontrol estadísticas erróneas a sabiendas   JAVIER CHICOTE / MADRID.  30/04/2012 «España tiene la productividad de los controladores aéreos más baja de la UE». Esta es una frase que el entonces ministro de Fomento, José Blanco, repitió en el Congreso de los Diputados y en varios medios de comunicación [...]

Documentos internos de AENA reconocen falta de controladores en los aeropuertos

gabriel novelles aena

  Foto: Gabriel Novelles «Podemos hacer todos los ejercicios imaginativos que queráis, pero se nos va a acabar viendo el plumero», admite el director de operaciones«Las medidas que se pueden tomar para corregir los retrasos son limitadas y ya están adoptadas», confiesa. BERNARDO SAGASTUME / LAS PALMAS DE GRAN CANARIA. 31/05/2011 A las torres de [...]


Los pilotos calificaron de “ilegal” el SDP de Barajas

20121023-115840.jpg

  Los pilotos critican las deficiencias del nuevo sistema de control de Barajas Miguel Ángel Gavira MADRID. 23/10/2012 El leve choque en tierra de dos aviones A330 (uno de Iberworld y otro de Air Europa) el pasado 6 de octubre durante la maniobra de rodadura en las pistas de Barajas se podría haber evitado. El [...]


Hidalgo (Air Europa) reconoce que el Gobierno dio un golpe de estado contra los controladores

Hidalgo-Air-Europa-aguantara-indefinidamente_TINIMA20110901_0909_8

¿Será llamado a declarar ante el juez para que nos cuente lo que supo y lo que sabe? Preferente / elEconomista . 15/06/12 10.05 ”Cuando se hizo el golpe de estado con los controladores, se hace mal, yo hubiera tenido 500 controladores alternativos, entonces si doy el golpe, porque un golpe de estado si [...]


EDITORIAL DESTACADO

La “ejecución” estratégica de AENA

lema bye bye

John White En un artículo publicado ayer por Carmen Sánchez-Silva en El País, una serie de directivos debaten sobre el modelo de la “ejecución estratégica” en las empresas y promocionan de esta forma el libro “Ejecución estratégica. La experiencia e innovación de 12 CEO ante un nuevo escenario (Pearson)”.


FIRMAS DE OPINIÓN

Lola Gutiérrez

John White

Eloy Orgaz

Cristina Antón

César Cabo

Daniel Zamit

Huber Alonso

Andrés de la Oliva

Jorge Ontiveros

David Guillamon



EN EL PARLAMENTO EUROPEO

Controladores denuncian en Europa un aumento de incidentes en espacio aéreo español