El espacio aéreo de Madrid, Canarias y Barcelona sigue entre los más demorados de Europa

Madrid, 21 mar (EFECOM).-

Los centros de control de Madrid, Barcelona y Canarias volvieron a estar el pasado mes de febrero entre los 20 europeos que más retrasos generaron en los vuelos «en ruta» debido a la falta de capacidad del espacio aéreo, según los datos de la Agencia Europea para la Seguridad (Eurocontrol).

El informe detalla que el centro de control de Madrid (situado en Torrejón de Ardoz) generó una media diaria de 189 minutos de demora, por lo que ocupó el quinto puesto de la lista de los más retrasados de febrero; mientras que el de Canarias, con 157, se situó en el octavo lugar y el de Barcelona, con 42 minutos, en el décimo noveno.

Según el informe, el centro de control de París fue el que más retrasos generó a los vuelos «en ruta» el pasado mes, con 763 minutos de retraso medio diario, seguido por el de Langen (Alemania), con 730.

En términos globales el informe de Eurocontrol señala que en febrero de 2013 se gestionaron 22.703 vuelos, lo que supone un descenso del 2,4% respecto a los 23.260 de 2012 y sitúa a este mes en los niveles más bajos registrados en los últimos cinco años.

Sin embargo, Eurocontrol valora la reducción del retraso medio por vuelo en febrero de 2013, que se situó en 0,7 minutos, respecto a los 0,9 del mismo mes de 2012.

El informe destaca que el pasado mes de febrero, se registró un descenso del tráfico aéreo en 8 de los 10 principales aeropuertos de Europa.

El aeropuerto de Madrid-Barajas se situó en el primer puesto en perdida de vuelos, con una reducción del 12,8% respecto a febrero de 2012 «como resultado de la disminución general del tráfico aéreo en España y del cese de operaciones de la compañía Spanair, que se produjo en enero de 2012%.

Eurocontrol también resalto la caída en un 11,8% del tráfico aéreo en el aeropuerto de Atenas y del 11,1% en las instalaciones de Las Palmas «por la suspensión de operaciones de Islas Airways en octubre de 2012».

Eurocontrol está formada por 39 países, entre los que figuran Austria, Bélgica, España, Francia, Grecia, Hungría o el Reino Unido, entre otros, y tiene como objetivo desarrollar un sistema «paneuropeo» de tráfico aéreo, que mantenga los costes sin reducir la seguridad y respetando el medio ambiente. EFECOM

http://www.expansion.com/agencia/efe/2013/03/21/18188032.html

Comentarios cerrados.