El sindicato de pilotos advierte de que Vueling corre el riesgo de «colapsar»

Retrasos Vueling

CÉSAR NAVARRO, 29/6/2016. Los retrasos en prácticamente todos los vuelos y a diario que registra la compañía de bajo coste Vueling ponen en peligro su futuro. El sindicato de pilotos Sepla, que acoge a prácticamente todos los profesionales del país, advierte incluso de que la aerolínea puede «colapsar» porque en la situación actual no puede ser capaz de cumplir con su programación de vuelos. «Al final, los clientes dejarán de contratar con Vueling y la compañía acabará colapsando», explicó el jefe de sección de este sindicato en la aerolínea, José María Font.

Los pilotos se reunieron hace meses con la nueva dirección de la aerolínea low cost porque entonces denunciaron «una cascada de incumplimientos del convenio [colectivo] y de acuerdos» que habían firmado ambas partes.

«En ese momento habían cambiado la dirección y decidimos darles tres meses de margen de confianza para ver cómo respondían» ante la situación de «caos» que vivía la empresa.

Vueling es una compañía que transportó el año pasado 24,7 millones de pasajeros y tuvo más de 95 millones de euros de beneficios, el triple de lo previsto, por lo que su situación económica es buena.

Apoyo a una posible huelga
Font añadió que pese a que la empresa está saneada, la situación era, y sigue siendo, tan dramática que «en una asamblea el 98% de los pilotos votaron a favor de apoyar cualquier postura de presión» que decidieran, «incluida la huelga». El portavoz del Sepla indicó que el problema fundamental de Vueling radica en que no dispone ni de las tripulaciones ni de la flota de aviones adecuada para cumplir su ambiciosa programación para la que ha vendido ya una gran parte de las plazas.

De hecho, esta oferta de trayectos estaba «sobredimensionada» y era «imposible de cumplir» en las circunstancias de personal y medios de entonces y actuales. «Despidieron a la responsable de esa programación y ahora están intentando arreglar el problema».

El próximo viernes el Sepla espera una llamada de los responsables de la compañía low cost para negociar, ya que habrá vencido el plazo de tres meses que les habían concedido para «darles una oportunidad» e intentarán solucionar el problema.

Por otra parte, una nueva huelga de los controladores franceses provocó ayer la cancelación de cuatro vuelos en Ibiza, además de otro vuelo con destino a un aeropuerto europeo que también se ha visto afectado por esta protesta laboral.

Fuente: Artículo original en Diario de Ibiza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.