Los controladores temen una crisis aérea este verano por falta de personal

Los controladores temen una crisis aérea este verano por falta de personal

Vista de la T4 del aeropuerto Madrid Barajas. EFE/Archivo (EFE)

 

JAVIER FERNÁNDEZ MAGARIÑO, 14/7/2016. El verano récord en los aeropuertos está poniendo a prueba al sistema aéreo, y en algunos casos haciendo saltar sus costuras. Tras el incumplimiento de la programación por parte de Vueling en el fatídico primer fin de semana de julio en Barcelona-El Prat, y la amenaza de huelga de los pilotos de Air Europa, una posible situación límite se traslada a los centros y torres de control. Y tanto el Gobierno como las aerolíneas han recibido el aviso.

Los controladores se quejan, a través del sindicato USCA, de un exceso de trabajo que se cubre con horas extras e incluso con el imperativo conocido en el sector como COS (cobertura obligatoria del servicio). También dicen estar sufriendo la negativa a reducciones de jornada; critican la imposibilidad de relevar a trabajadores que causan baja, o la alta edad media de la plantilla, que es de 48 años.

Según ha podido saber CincoDías, la junta directiva de USCA mantuvo un encuentro el 21 de junio con altos representantes de Enaire y de la asociación ALA –agrupa a la mayor parte de las aerolíneas presentes en España– en la que se describió una situación extrema.

El director de Navegación Aérea de Enaire afirma que se ha aumentado personal en Barcelona y Baleares

“No vemos problemas en las dotaciones de personal”, explica el jefe directo de los controladores, el director de Navegación Aérea de Enaire, Ignacio González, “hemos previsto una dotación suficiente, especialmente en los centros de control y aeropuertos más estacionales”.

En contra de la versión de González, los profesionales del control aéreo denuncian “la falta de recursos para atender el aluvión de vuelos que llega a España este verano”. USCA calcula un déficit de 500 controladores sobre una plantilla que supera ligeramente los 2.000.

“Muchos controladores han pasado de atender un sector aéreo a responsabilizarse de dos, con la consiguiente rebaja de operaciones en ambos por la imposibilidad de atender todos los vuelos”, sostiene el sindicato, “esta situación causará retrasos, costes para las aerolíneas, y molestias para los pasajeros”.

  • Varias plazas con problemas

El sector en España no parece plantearse un conflicto con la Administración, pero urge soluciones

Vistas las tensiones en distintas aerolíneas, y en plena campaña de huelgas del control francés, este sector en España no parece plantearse un conflicto con la Administración, pero urge soluciones. “Están especialmente saturados los centros de Barcelona, Palma de Mallorca y los aeropuertos de Tenerife”, explican. Fuentes extraoficiales hablan ya de la instauración de facto de una huelga de celo o trabajo a reglamento en esas plazas.

El alto directivo de Enaire explica que se ha trabajado en dos frentes para garantizar un verano tranquilo en los cielos: el refuerzo de personal y la activación del plan especial para verano, además de contar con mejoras tecnológicas que automatizan en mayor medida el trabajo de este colectivo. “Gracias a nuestra inversión en innovación logramos aumentar la capacidad sin precisar mayor número de profesionales, pero aún así hemos trasladado 16 controladores a Barcelona, desde otros centros con menor actividad, y hemos reforzado en un 10% la plantilla en Palma de Mallorca”, apunta el director de Navegación Aérea.

La última convocatoria de empleo para el control por parte de Aena, antes de la creación de Enaire, data de 2006. Y las última contrataciones se produjeron en 2010. En estos momentos están convocadas 39 plazas que, según previsiones de Enaire, se integrarán antes del próximo verano. La cifra no alcanza a cubrir las jubilaciones previstas, cifradas en 69 entre este y el próximo ejercicio. Ante esta situación, Ignacio González recuerda que la flexibilización de la tasa de reposición permitirá realizar idéntico número de contrataciones.

La situación en los puestos de trabajo de estos reguladores del tráfico aéreo coincide con registros históricos en los aeropuertos españoles. La red de Aena ha atendido 952.917 operaciones en el primer semestre de este año, lo que representa un aumento del 7,2% respecto a la primera mitad de 2015. El flujo de pasajeros es un 12% superior al reflejado hace un año, con 104 millones. Más de dos tercios son extranjeros.

Polémica por las horas extras

Ante la acusación de USCA de que se está abusando de las horas extras en los centros de control para tapar carencias, Enaire se defiende asegurando que el problema está en el convenio: “Cuando hacemos la programación de cualquier dependencia fijamos un equipo de trabajo y personal de guardia o en imaginaria. El convenio de los controladores nos obliga a ofrecer horas extras, más caras, para cubrir esas imaginarias”, afirma el alto directivo de Enaire Ignacio González.

Desde la empresa pública se recuerda que tiene fijado el límite de horas extra en 1.595 al año frente a las 1.670 horas que permite el Real Decreto 1001/2010 e jornada y descanso para el sector.

Fuente: Artículo original en CINCO DÍAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.