La verdad contada por profesionales

Para pilotar un dron hay que saber…


 

La revista MUY INTERESANTE nos recuerda la importancia vital de respetar la regulación sobre el uso de drones para evitar en lo posible los problemas que se están viviendo últimamente tanto en los alrededores de los aeropuertos como en otras zonas.

Su uso ha crecido exponencialmente, y debido a la democratización de su precio, tener uno de estos aparatos está al alcance de cualquier persona. Está claro que deben ser utilizados con prudencia, teniendo en cuenta las pautas establecidas por la AESA (Agencia Estatal de Seguridad Aérea). Este organismo sólo regula el uso de drones de hasta 150 kg, a partir de ese peso, será necesario acogerse a la normativa europea que establece la EASA (European Aviator Safety Agency).

Es importante recalcar que para utilizar los drones con fines profesionales, es necesario sacarse el carnet de piloto de estas naves, que consta de una parte teórica, una práctica y un examen médico. Al igual que ocurre con otros cursos, es fundamental cerciorarse de que el lugar donde se va a realizar cuenta con un certificado de la AESA, lo que acreditará que el carnet será oficial. El curso básico permite pilotar drones de hasta 25 kg, mientras que con el avanzado se puede superar esta cifra.

Si lo que se quiere es usarlo con fines lúdicos no será necesario sacarse la licencia de piloto, eso sí, es primordial tener en cuenta las restricciones que existen y usarlos con precaución, puesto que un dron no es un juguete. Sólo se podrán pilotar drones de hasta 25 kg y sin sobrepasar los 120 metros de altura. Los dueños de uno de estos aparatos deben de tener muy en cuenta que bajo ningún concepto pueden volarlo de noche, ni en zonas que estén pobladas, y por supuesto, no poner en riesgo a terceras personas. La legislación es muy clara en cuanto a estas restricciones, sancionando con multas en caso de su incumplimiento, de hasta 225.000 euros. 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*