La verdad contada por profesionales

ENAIRE pierde los papeles y llama “troll” a sus controladores aéreos

Se masca el nerviosismo en ENAIRE. Mientras los problemas de falta de personal y las cuitas entre dirigentes del ente público afloran según se acerca la temporada alta, la entidad pública ha dirigido un comunicado al digital Preferente.com calificando a la cuenta de Twitter que mejor representa a sus controladores aéreos (@controladores) de ser un “troll”.

Lo revelado por Preferente.com no tiene desperdicio. Mientras que ENAIRE lleva menos de un año viéndoselas canutas para posicionar su cuenta de Twitter, la cuenta de sus empleados lleva más de 8 años informando al público sobre todo lo que acontece en el mundo aéreo, a la vez que haciendo una labor de divulgación de la profesión inexistente hasta entonces. La diferencia en la utilidad pública de ambas cuentas es abismal.

A ENAIRE no le gusta que sus controladores aéreos hablen. No le gusta y ha intentado todo tipo de tretas para tratar de cerrarles la cuenta de Twitter, y ahora, viendo que esto es poco menos que imposible, han pasado a la ofensiva mediática. Como si de 2010 se tratara, y creyendo que les volverá a funcionar, han empezado a mentir. Lisa y llanamente. Mentir.

Porque volvamos al comunicado enviado por la entidad púbica: “En Enaire no faltan controladores”. Así como lo oyen. En serio. Sin caérseles la cara de vergüenza envian una afirmación tan obviamente falsa que hasta ellos mismos, vendiendo mes tras mes en Twitter la contratación de nuevos controladores, con foto de los susodichos incluída, se contradicen. Desgraciadamente las peores formas de los más oscuros tiempos del Ministerio de Fomento parecen volver de mano de una Dirección de Comunicación que no sólo trata de vender lo invendible, sino que además se permite el lujo de insultar a sus empleados con comunicados como el que nos ocupa.

Porque atentos: el ente público (público, es decir, de todos) afirma que  “se está tratando de inducir al colectivo a que recurra a las bajas, reducciones de jornadas, vacaciones, etc., a fin de crear la falsa impresión de que falta” personal. Analicemos esa frase por partes, porque si Gila hubiera sido Director de Comunicación de ENAIRE, no podría haberlo hecho mejor. Veamos: Alguien (no se sabe quién) está intentando “inducir” al colectivo a que, atención, recurra a las bajas (los médicos no existen, o quizás pretenden que los controladores trabajen enfermos), reducciones de jornada (es que se empeñan en tener hijos, qué antiguos) y, lo mejor de todo y que ya completa el triple giro con tirabuzón: vacaciones!! es decir, alguien (no se sabe quién) induce a los controladores a cogerse vacaciones para simular falta de personal. Por favor, si está el enemigo, que se ponga.

 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.