AESA,  Compañías aéreas,  Internacional,  Pilotos,  Portada,  Seguridad Aérea

SEPLA pide mayor calidad en el entrenamiento de los pilotos

En una Nota de Prensa publicada ayer día 13, el Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas quiere llamar la atención sobre la insuficiente formación que reciben los pilotos en el curso de transición del 737 al 737 MAX, un modelo que el fin de semana pasado sufrió un accidente aéreo en Etiopía dejando 157 fallecidos. Actualmente, el curso de entrenamiento para la habilitación de los pilotos que pasan de la flota del 737 clásico al 737 MAX se limita a la visualización y aprendizaje de un curso online. Sólo recientemente, tras el accidente de un avión B373 MAX en Indonesia, se han implementado cursos de simulador para entrenar a las tripulaciones que pasan de un avión a otro. 

Además, SEPLA recuerda que los manuales de operaciones del avión no contemplaban hasta el pasado octubre (momento del accidente de un avión de LionAir en Indonesia) uno de los sistemas que se introdujo en esta flota, por lo que si se diera un fallo en su funcionamiento, no habría modo en que los pilotos fueran capaces de apercibirse del origen de dicho fallo ni de conocer la el procedimiento oportuno para solventarlo. 

Medida preventiva de la Autoridad Europa de Aviación 

Por otro lado, el Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas quiere mostrar su apoyo a la medida tomada por la Agencia Europea de Seguridad Aérea de paralizar la flota de Boeing 737MAX tras el accidente de este fin de semana de un avión de ese modelo en Etiopía. Muchas autoridades nacionales de aviación civil han decidido esta paralización como medida preventiva hasta averiguar el posible fallo que desencadenó el accidente. Entre ellas, la Agencia Estatal de Seguridad Aérea de España, dependiente del Ministerio de Fomento. 

SEPLA aplaude cualquier medida preventiva que se tome en favor de la seguridad aérea. En este sentido, la decisión de EASA es la adecuada en este momento para preservar la seguridad de los pasajeros y de las tripulaciones que van a bordo de los aviones. La medida se basa en los principios de prevención y precaución, que son los que deben guiar las decisiones tomadas tras un trágico accidente de las características de acontecido en Etiopía. 

A partir de este momento, los profesionales de la aviación, los organismos reguladores y la sociedad en general debemos proceder con cautela para identificar y corregir las causas que desencadenaron el trágico accidente de Etiopía. Paralizar la flota es una medida necesaria para garantizar la seguridad y la confianza que la sociedad tiene en el transporte aéreo, el medio más seguro para desplazarse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies