Un avión se incendia tras un aterrizaje de emergencia en el aeropuerto de Moscú

Al menos 40 muertos en el accidente de un avión Sukhoi Superjet-100 de la compañía Aeroflot tras realizar un aterrizaje de emergencia en el principal aeropuerto de la capital rusa, Moscú-Sheremetievo.

El Ministerio de Sanidad ruso cifró en 40 los fallecidos al informar este domingo por la noche de que sus especialistas atienden a «34 pasajeros y 4 miembros de la tripulación» que han sobrevivido. Con anterioridad, la portavoz del Comité de Instrucción ruso, Elena Markovsksya, había declarado que murieron 41 personas.

El incendio, que devoró por completo la aeronave, de fabricación rusa, se produjo después del aterrizaje. Aunque la investigación señala que el cableado eléctrico del aparato pudo prenderse fuego antes.

El aparato llevaba 78 personas a bordo, 72 de ellos pasajeros, e iba desde el principal aeropuerto de la capital hacia Murmansk, ciudad en el noroeste de Rusia. Sobre las 18.35 hora local (17.35 en la España peninsular) la aeronave solicitó un aterrizaje de emergencia, aunque no pudo hacerlo hasta la segunda intentona. El chasis de la aeronave impactó contra el suelo y se incendió. Se desplegó entonces el dispositivo de emergencia dentro del avión para la evacuación de los pasajeros. 

Aunque se están produciendo todo tipo de especulaciones, tales como el impacto de un rayo en la estructura del avión, habrá que esperar a la investigación oficial que ya está en marcha para conocer las conclusiones sobre las posibles razones de la tragedia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.