Compañías aéreas,  Pilotos

SEPLA: Las contradicciones de RYANAIR

El periodo de consultas para la modificación de las condiciones laborales de los tripulantes de Ryanair terminó esta semana sin acuerdo entre las partes. Ryanair sigue argumentando un exceso de tripulantes por la bajada en la demanda del tráfico aéreo, motivo por el cual quiere despedir a más de 200 pilotos. Al mismo tiempo, la propuesta que ha planteado estos días plantea un aumento de la productividad de los pilotos a través de modificaciones en su programación y de reducción de sus días libres, lo que se contradice con el supuesto excedente de personal. 

Durante el periodo de consultas, Sepla ofreció varias medidas que se adaptan a las actuales circunstancias de la aerolínea. Entre ellas, cabe destacar la extensión de los ERTEs durante el tiempo necesario, la creación de una bolsa de trabajo para facilitar la futura reincorporación de los pilotos que se vaya a despedir ahora o la flexibilización del trabajo de la plantilla. Además, la representación de los pilotos se mostró dispuesta a la rebaja del 20% en los salarios, con una cláusula de revisión al tercer año “para adaptarnos a la situación que se plantee en ese momento, tan difícil de anticipar ahora” afirma la Sección Sindical de Sepla en Ryanair. 

Ninguna de estas propuestas ha sido aceptada por Ryanair, que se ha mostrado inflexible en su intención de aumentar la actividad de las tripulaciones. “Ryanair ha sido incapaz de argumentar la necesidad de sus propuestas. No entendemos que se quiera despedir a más de 200 compañeros mientras se obliga al resto de la plantilla a volar más. Eso demuestra, simplemente, que el excedente de plantilla que alegan es falso” recalcan desde la Sección Sindical.


Vuelta a la normalidad en 2021 

El despido de más de 200 pilotos y la modificación en salarios y productividad de la plantilla pretende afectar a los próximos cinco años, a pesar de que el propio CEO de la aerolínea, Michael O’Leary, ha expresado su confianza en que Ryanair recupere el 100% de su actividad en el año 2021. 

Como siempre, Ryanair quiere adoptar medidas de manera unilateral, sin justificar y sin pactar con los sindicatos, tal y como ya hizo con el ERE en Canarias y Girona que fue posteriormente anulado por la Audiencia Nacional. “Aun así -recalcan desde Sepla- seguimos abiertos a negociar. Somos conscientes de la delicada situación del sector aéreo, y por eso hemos ofrecido medidas de flexibilización. Pero lo que no podemos aceptar es que se hipoteque nuestro futuro sin tener opción a recuperar nuestras condiciones una vez la compañía recupere su cuota de mercado”. 

En este sentido, Sepla llama a Ryanair a agotar todas las vías de negociación y buscar una solución pactada al futuro inmediato de la aerolínea.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

20 − 8 =

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies