La verdad contada por profesionales

La Guardia Civil registra la sede de la empresa privada de control aéreo SAERCO

Según informa el portal Aviación Digital, miembros de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, habrían registrado esta mañana la sede de la empresa privada de control aéreo SAERCO en relación con la investigación sobre la corrupción en el Canal de Isabel II.

El dueño y fundador de SAERCO, Ildefonso de Miguel, fue también gerente del Canal Isabel II durante el mandato del Presidente de la Comunidad de Madrid, hoy detenido, Ignacio González, y según las informaciones reveladas durante el día de hoy por la prensa nacional, podría estar implicado en las operaciones sospechosas de la entidad investigada.

La adjudicación de tres torres de control, bajo sospecha

Se da la circunstancia de que la empresa SAERCO es la adjudicataria de 3 de las 12 torres de control privatizadas, en concreto las de Lanzarote, Fuerteventura y La Palma, tras el paso del socialista José Blanco y la popular Ana Pastor por el Ministerio de Fomento, adjudicación que siempre estuvo bajo sospecha, al haber sido creada dicha empresa tan sólo seis meses antes y ni siquiera existir cuando se convocó el concurso por dichas torres de control.

En los últimos tiempos han salido a la luz actuaciones de las empresas privadas de control aéreo que ponen  en entredicho la idoneidad de éstas en la gestión del tráfico aéreo que tiene adjudicado, tales como presión sobre sus trabajadores, prácticas abusivas en la gestión de Recursos Humanos, normas operativas inseguras (como la obligación de los controladores de simultanear el control operativo con tareas administrativas), y prácticas antisindicales que culminaron con expedientes y el despido de varios afiliados al sindicato de controladores USCA.

Habría que preguntarse si la adjudicación del control aéreo de varias torres a una empresa que no existía hasta que salió el concurso, dirigida por un empresario investigado, vinculado a dirigentes políticos detenidos por presunta corrupción, y que gestiona de esa manera sus Recursos Humanos, fue una decisión adecuada y libre de motivaciones políticas, y si en el futuro queremos que el control aéreo de este país, del que es responsable el Ministerio de Fomento, esté en semejantes manos.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*