AENA vuelve a incumplir los turnos de descanso de los controladores

HUGO SÁENZ / Palma. El Mundo Baleares. 10/5/2013

Su gozo en un pozo. Cuando el pasado octubre los controladores aéreos que desempeñan su trabajo en el aeropuerto de Palma decidieron denunciar a AENA ante la Justicia cansados de los continuos incumplimientos en materia de turnos de descanso de la plantilla durante el verano, estaban convencidos de que así conseguirían evitar que se volvieran a repetir los abusos de 2012. Tenían todo el invierno por delante y había tiempo de sobra para que los Juzgados se pronunciaran. Pero nada más lejos de la realidad.

El juicio todavía no se ha producido –comenzará el próximo 30 de mayo– y con el arranque de la temporada alta AENA lo ha vuelto a hacer. Ha entregado a la plantilla el cuadrante correspondiente al mes de junio, en el que ante la falta de personal, vuelve a programar turnos de trabajo con más días consecutivos de los que marca el convenio, sin los correspondientes descansos obligatorios, tal y como denuncian los trabajadores del centro y la torre de control del aeropuerto de Palma.

La situación no es nueva y viene ocurriendo desde el verano de 2011, por eso el colectivo busca una solución urgente al problema. Saben que Inspección de Trabajo –dependiente del Ministerio– les ha dado la razón ya hasta en tres ocasiones y más que una sanción o castigo para AENA, lo que quieren es que la Justicia se pronuncie a su favor para que no se les vuelvan a imponer turnos abusivos con sus jornadas de descanso, contempladas en el laudo arbitral que en 2011 puso paz entre ambos colectivos.

Los controladores critican la dejadez de AENA en la normativa de prevención de riesgos laborales a la hora de organizar los turnos de trabajo y descansos de los trabajadores, lo que a su juicio, concurre en un riesgo para la seguridad de todos los pasajeros que tendrán en los próximos meses origen o destino Palma.

Y es que el caso de estos trabajadores es especial con respecto a otros sectores. Su semana natural de trabajo está compuesta por ocho días, no siete, y lo habitual es que se distribuyan de la siguiente manera: cinco de trabajo y tres de descanso o cuatro y cuatro. Pero hace ya tiempo que eso no es así, algo que los trabajadores llevan denunciando desde el verano de 2011. En concreto, los controladores alegan que AENA les ha programado para el próximo mes de junio turnos 6-2, es decir, seis días de trabajo y dos libres, cuando el convenio colectivo deja claro que sólo se podrán efectuar turnos 5-3 o 4-4. 

La plantilla sospecha de nuevo que con estos turnos de trabajo AENA quiere volver «a salvar la temporada de verano» y asegurarse de que el trabajo salga adelante, pero no piensan darse por vencidos y están dispuestos a continuar luchando por que se reconozcan sus derechos.

Unos derechos que quedaron reconocidos en el laudo arbitral que, el entonces árbitro Manuel Pimentel, dictó en febrero de 2011 aunque se vio obligado a volver a intervenir seis meses después, tras la primera denuncia del colectivo ante Trabajo en agosto de 2011. Así, en septiembre de ese año Pimentel emitió una nueva resolución en la que declaraba que «un turno o ciclo de seis días de trabajo más dos de descanso es incompatible con lo dispuesto en el convenio colectivo ». En el mismo texto, concedía a AENA un periodo transitorio hasta el 28 de febrero de 2012, a partir del cual el turno de seis días de trabajo y dos de descanso «no podrá ser programado en ninguna circunstancia salvo acuerdo unánime de las partes».

Tras una temporada baja en la que sí que se han respetado los turnos de descanso de los trabajadores, AENA ha vuelto a programar semanas de 5-3 para el mes de junio a pesar de que Inspección de Trabajo se ha pronunciado en contra de estas prácticas hasta en tres ocasiones, la última en septiembre del año pasado. En su resolución, la inspectora encargada del caso requirió a AENA «para que no programe ningún turno 6-2» en el futuro, conforme a lo previsto en convenio. Y aunque durante el invierno ha sido así, con la llegada del verano, han vuelto los incumplimientos.

Además de programar turnos 6-2 vulnerando los tiempos de descanso de los trabajadores, AENA también ha recurrido a otra táctica para tratar de camuflar esos incumplimientos. Es lo que los controladores denominan como turnos 5- 2-1, es decir, cinco días de trabajo, dos libres y otro más en sus puestos. Aunque Trabajo también consideró que quebrantaban el convenio, ya que la segunda semana comenzaba con un día trabajado de la anterior por lo que, de facto, se trataba de un 6-2 encubierto que obligó de nuevo a las autoridades laborales a pronunciarse en su contra.

Ahora, casi dos años después y tras tres resoluciones a su favor, el caso ha llegado a los tribunales –previa denuncia de los trabajadores– por lo que la resolución vía Inspección de Trabajo queda paralizada. Será el Juzgado de lo Social número 1 de Palma el encargado de juzgar el caso desde el 30 de mayo, fecha en la que están citadas las partes.

Pero en Mallorca no es el único lugar donde ha sucedido este problema. En Barcelona ocurrió lo mismo y gracias a las denuncias previas de Palma, Trabajo también acabó por darles la razón.

Comentarios cerrados.