Los controladores privados no podrán optar a las plazas públicas, según Usca

IMG_1977conLOGO

 

 

 El sindicato de controladores aéreos USCA ha denunciado que los controladores que trabajan en empresas privadas no podrán optar a las plazas que en los próximos meses prevé ofertar la empresa pública Enaire, al ser excluidos de un curso de formación, que permitirá presentarse a la convocatoria.

Los servicios jurídicos de Usca están estudiando recurrir la decisión de Senasa (Servicios y Estudios para la Navegación Aérea y la Seguridad Aeronáutica), empresa pública dependiente del Ministerio de Fomento, ha abierto la inscripción para el Módulo 2 de formación de controladores aéreos de torre, aproximación y ruta.

Las bases del curso, cuyo coste es de 47.000 euros, impiden la matriculación de los profesionales que estén prestando servicios como controlador de tránsito aéreo en las 13 torres privatizadas, operador AFIS u operador del Servicio de Dirección de Plataforma (SDP) en dependencias españolas.

La Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA), que representa al 90 % de los más de 2.400 profesionales que operan en torres y centros de control españoles, considera que el establecimiento de dichas limitaciones por razón del trabajo que se está realizando en empresas privadas podría suponer un acto «discriminatorio e inconstitucional».

En su opinión, se trata de un intento de impedir que los controladores que ya estén trabajando en torres de control o en servicios privatizados puedan acceder a los cursos de formación para, posteriormente, acceder a la oferta de empleo de Enaire.

Las bases de inscripción para el Módulo 2 «Aproximación y ruta», abierta hasta el próximo 15 de abril, establecen además la necesidad de ser español o nacional de uno de los estados miembros de la UE, ser titular de una licencia comunitaria de controlador o de alumno controlador con las habilitaciones de torre ADI/ADV, tener un nivel 4 de inglés de OACI y un alto nivel del idioma español.

Para aquellos que hayan superado el Módulo 1 (habilitación de torre) con anterioridad al 30 de junio de 2015, acceder al curso tendrá un coste añadido de 2.750 euros en concepto de formación de refresco.

El sindicato ha reiterado su compromiso como colectivo en la formación e incorporación de nuevos trabajadores, teniendo en cuenta que la falta de personal se traduce en elevados índices de fatiga, que afectan directamente al servicio que prestan los controladores.

Usca ha recordado que, en 2011, el entonces ministro de Fomento, José Blanco, anunció que la formación de los controladores pasaba a mano de empresas privadas, que ofrecen cursos entre 45.000 y 100.000 euros. Hasta esa fecha, Aena ofrecía una formación especializada y becada.

Fuente: Noticia original en EXPANSIÓN

2 comentarios

  1. Jajajajaja os está bien a todos los controladores, a cobrar cuatro duros todos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.