Málaga, un aeropuerto centenario

El Aeropuerto de Málaga-Costa del Sol, decano de los aeropuertos españoles en su ubicación original, cumplió el 2 de septiembre sus primeros 100 años de servicio público, efeméride que coincide con el centenario del transporte aéreo. El 2 de septiembre de 1919, El Rompedizo acogió el primer vuelo de la primera línea aérea comercial, la Toulouse-Barcelona-Alicante-Málaga-Casablanca, de la Compagnie de Lignes Aériennes Latécoère.

Uno de los pilotos de esta primera línea Toulouse-Barcelona-Alicante-Málaga-Casablanca de la compañía Lignes Aériennes Latécoère fue nada más y nada menos que Antoine de Saint-Exupéry, autor de «El Principito», y que operó en esta línea entre los años 1926 y 1928.

Así lo contaba la prensa local del momento: “Ayer tarde llegó a Málaga uno de los aeroplanos que hacen el servicio de correos desde Toulouse a Rabat y Casablanca, aterrizando sobre las ocho y media en el sitio denominado ‘El Rompedizo’. Procede de Alicante y entre la correspondencia venían cartas dirigidas a las principales autoridades de Málaga. Antes del aterrizaje, que se hizo sin novedad, el aparato voló sobre la capital, presenciando su tránsito por los aires las personas que se apercibieron del ruido que producía el motor. Cruzó por encima del Parque poco después de acabarse la corrida de toros y el público contempló con la natural admiración al paso del aparato”.

Cien años después, desde el Aeropuerto de Málaga-Costa del Sol, más de 50 compañías conectan la capital malagueña con más de un centenar de destinos en el mundo. En este siglo, por sus instalaciones han pasado cerca de 400 millones de pasajeros (más de 19 millones en 2018), que, junto a las aerolíneas, concesionarios comerciales y demás colectivos que colaboran en su funcionamiento diario, lo han convertido en un elemento fundamental del desarrollo de Málaga, Andalucía y España.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.