Aena/Enaire y Fomento,  Controladores aéreos,  El conflicto de 2010,  Formación y contratación,  Portada,  Privatización,  Saerco/Ferronats

ENAIRE y su escuela propia: la última humillación

EDITORIAL. Pocas veces en la historia un proveedor de navegación aérea se ha visto en una situación tan favorable. En España, desde luego, ni ENAIRE ni AENA ni el Ministerio de Fomento se habían visto en otra igual. Con un Laudo prorrogado de común acuerdo con sus controladores nada menos que cinco años, con dos años de parada total del tráfico para reajustar plantillas y negociar un nuevo marco normativo laboral y operativo más flexible y moderno; para prepararse, por una vez, para el regreso de los aviones una vez acabada la pandemia, sin la presión de la demanda desmedida de los años anteriores; y, sobre todo, con unos controladores aéreos remando a favor de la mayoría de los proyectos de la dirección de la empresa. 

Ante esta situación privilegiada e inédita, la empresa ha llenado los papeles y nuestros mails de proyectos novedosos, palabras grandilocuentes, gestos de preocupación verdadera por nuestro bienestar con cursos online contra el estrés y charlas sobre un cambio en la cultura empresarial que iba a hacernos a todos mucho más felices; todo maravilloso si no fuera porque los proyectos, las palabras y las charlas online han resultado del todo vacuas, regadas de ataques de pánico, desconfianzas, amenazas de privatización, miedo atroz a perder el puesto y sobre todo, y lo peor de todo, de una parálisis absoluta que ha penetrado en todos los estamentos de la empresa, haciendo imposible que cualquier mejora o propuesta se materializara. Si ni han sido capaces de presentar, en tres años, una sola propuesta de Convenio Colectivo. Ni una. En tres años.

El último de estos proyectos ponía a ENAIRE a la altura, por fin, de los grandes proveedores de Navegación Aérea de Europa: la escuela propia. Nadie en NATS, EUROCONTROL, DFS o el resto de grandes proveedores, se plantea que una empresa privada externa le forme a sus controladores aéreos. Nadie. Pero como en todo, los españoles sabemos más que nadie y en 2010 aquel que no se debe nombrar pero que se apellida Blanco, privatizó la formación inicial de los controladores aéreos españoles, abriendo un nicho de negocio (ese era el objetivo) al que se apuntaron amigos, amiguitos y amiguetes, y del que aún hoy sufrimos las consecuencias. 

Angel Luis Arias, como el Director General de ENAIRE en la situación más privilegiada de la historia, decidió poner fin a este sinsentido y poner en marcha la escuela de formación inicial propia de la empresa. Y como en todo lo demás, a las palabras grandilocuentes y los grandes gestos siguieron el miedo, el amilanamiento, el pánico y finalmente, de nuevo la parálisis. Porque cerrar el chiringuito a amigos, amiguitos y amiguetes no era una un tarea a afrontar con cursos de yoga, sino con la fuerza de la organización detrás, con el apoyo de todos los departamentos de la empresa, poniendo toda la carne en el asador. Y si ni con todo esto a favor eres capaz de sacar adelante un proyecto que sitúa a la empresa en el lugar que le corresponde en Europa, a lo mejor el problema está más enraizado de lo que pensábamos.

Porque recuperar la gestión y el control de la formación inicial de tus controladores aéreos debería ser uno de los primeros objetivos de cualquier empresa que se dedique a esto. De hecho las empresas privadas tienen su propia escuela, lo que es ya el colmo de la humillación.

Y es que a eso nos llevan estos gestores de lo público: a la humillación frente a las empresas privadas de los amiguetes, a la degradación de un servicio fundamental para la sociedad y al suicidio empresarial. 

Esperemos que, al menos, dejen una nota con lo que ha sido el logo de la empresa en los últimos años: “ Por lo que pudo ser y no fue”.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

19 − nueve =

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies