Aena/Enaire y Fomento,  Economía,  Portada

Aena no cerrará aeropuertos

aena-2

Tamara Sánchez Molina, 31/5/2016. La red de aeropuertos de Aena progresa a dos velocidades. Mientras una mitad de los aeródromos encabezados por Barajas, El Prat y Palma Mallorca mueven más de 205 millones pasajeros al año y en 2015 originaron un ebitda (beneficio bruto de explotación) de 2.150 millones de euros, la otra mitad acoge poco más de 1,1 millones de viajeros y no logra salir de los números rojos.

Concretamente, los 23 aeropuertos más pequeños de la red de Aena generaron un ebitda negativo de 35 millones en 2015, una cifra que está en línea con la generada en 2014. «En 2011 el ebitda negativo que generaban estos 23 aeropuertos alcanzaba los 100 millones y, tras un ERE de hasta el 50 por ciento de la plantilla en algunos centros como Vitoria, las pérdidas se han estabilizado en el entorno de los 35 y 40 millones», declaró José Manuel Vargas, presidente de Aena, durante una ponencia que tuvo lugar en el Iese.

A pesar de que casi la mitad de los aeropuertos de Aena son «deficitarios», el gestor no contempla cierres. «Hay aeropuertos en la red que de no existir no se harían ahora. Es cierto que hay errores de construcción, pero no se van a cerrar ni sacar de la red», subrayó el primer espada de la compañía. En este punto, Vargas indicó el valor añadido que supone que Aena gestione una red y dejó la puerta abierta a que en futuro pudieran ser útiles.

«El coste de cerrarlos puede ser alto y aunque hoy en día carecen casi de servicio, el día de mañana pueden ser útiles para potenciar turísticamente determinadas regiones o para derivar el tráfico creciente de otros aeropuertos cercanos sin aumentar capacidad. Por ejemplo, el aeropuerto de La Rioja puede servir de apoyo en un futuro al de País Vasco», detalló Vargas.

Los aeropuertos deficitarios de Aena son el de La Gomera, Hierro y La Palma y los que se incluyen en el Grupo III, que tienen menos de 500.000 pasajeros al año. Este grupo movió 1,1 millones de pasajeros en 2015, el 0,5 por ciento del total y está formado por los aeródromos de Valladolid, León, Badajoz, Salamanca, Albacete, Melilla, San Sebastián, Pamplona, Burgos, Logroño, Vitoria, Ceuta, Algeciras, Córdoba, Sabadell, Son Bonet, Cuatro Vientos y Huesca.

Desde el año 2012, la cuenta de resultados de Aena ha dado un giro de 180 grados. La compañía, que tenía una deuda de 12.000 millones y generaba una caja negativa de 600 millones, ha realizado un duro trabajo para devolver la eficiencia a la empresa rebajando un 20 por ciento el gasto en proveedores y ajustando la plantilla. Además de limpieza, la firma se ha visto beneficiada por la caída de los precios del crudo y los problemas del Norte de África, que han potenciado el turismo en España.

 

Fuente: Artículo original en LA VOZ LIBRE.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

1 × tres =

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies