La verdad contada por profesionales

En EL MUNDO: Ryanair se resigna a hacer contratos locales en España desde principios de 2019

Según informa la periodista Silvia Fernández para El Mundo, Ryanair no mira atrás o lo hace sin arrepentimiento ante una situación que reconoce ha dañado su negocio. A principios de 2019 dice que se someterá a contratos locales en España,aunque resalta la “ambiciosa posibilidad” de llegar a acuerdos con pilotos “antes de fin de año” y los espera también con los tripulantes de cabina.

“Hay tres cosas de las que antes no hablábamos y a las que estamos diciendo que sí, como los contratos locales, pagar impuestos en España y empleos directos (no por sus agencias de reclutamiento)”, remarca Kenny Jacobs, responsable de marketing de Ryanair. 

Están siendo “pragmáticos y razonables, pero deben “seguir siendo competitivos”. Describen su posición como de “mente abierta y flexible” porque “queremos seguir volando, no queremos huelgas”. Incluso afirman que ven que puede haber ventajas en tener contratos que se ajusten a las legislaciones de cada país. 

El temor a unas navidades agitadas es evidente. “Buscamos recuperar la confianza del consumidor”. No ven un problema en el aumento de costes laborales que les ocasionará porque no creen que sean “cifras alarmantes”. Y su intención es seguir ofreciendo, dicen, “tarifas bajas porque es lo que el consumidor demanda y sabemos que podemos dárselo”. España es un mercado donde quieren crecer. 

Acoplar los contratos se presenta según Jacobs como la “principal dificultad”. “Estamos hablando con el gobierno irlandés para ver cómo cambiar esos contratos, para hacer esa transición”. Pero llevará tiempo, según Jacobs y no será fácil. 

Sienten próximo un acuerdo, no obstante, son tajantes en una postura: se niegan a “negociar con personas que no sean de la compañía” en alusión a los representantes sindicales que son miembros de tripulaciones de otras aerolíneas y que legalmente pueden estar presentes en las conversaciones. Esto podría encallar unos acuerdos cercanos. 

No obstante, su gran objetivo es “evitar las huelgas porque se trata de una cuestión de negocios“. 

Y deja Ryanair la puerta abierta a mantener dos tipos de contratos: los que quieran españoles y los que quieran irlandeses. “Para algunos tripulantes de cabina puede ser beneficioso tener contrato en Irlanda porque los beneficios, por ejemplo, por maternidad son mayores que en España”.

El turismo, en descenso de llegadas y con un pronóstico del Banco de España de un crecimiento por debajo del PIB por primera vez desde 2009, no es un problema para Ryanair. Considera la aerolínea que en España hay margen aún para crecer. “Las empresas deben invertir en otras regiones y diversificar”, afirman al anunciar 36 nuevas rutas para nuestro país de las 600 que prevé de cara al verano que viene.

Entre las rutas nuevas de Ryanair estarán 11 al Reino Unido, seis con Italia, cinco con Marruecos y dos dentro de España, además de con Irlanda, Hungría, Ucrania, Luxemburgo, Portugal y Polonia. 

Con ellas, la aerolínea que cuenta con una cuota de mercado del 19% en nuestro país, espera alcanzar a 48,3 millones de pasajeros el próximo estío.

¿Hacia un ‘Brexit’ duro?

Las negociaciones entre el Reino Unido y la UE preocupan ahora más si cabe a las aerolíneas. “Bruselas está más agresiva y el Gobierno británico un poco más perdido que hace un año”, comenta Jacobs. Por esa razón “las aerolíneas están nerviosas” porque, en su opinión, “parece que vamos hacia un Brexit duro y eso acerca la posibilidad de que no haya vuelos entre la Unión y el Reino Unido”, al menos una temporada. 

En cuanto al establecimiento de una especie de controles de pasajeros en el embarque, el responsable de marketing de Ryanair quiere descartar su establecimiento y espera que se parezca más a un sistema convencional de aduanas en el que declare lo que corresponda.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.