Aena/Enaire y Fomento,  Controladores aéreos,  Internacional,  Portada,  Retrasos

Fin de semana caótico en Barajas por el cierre de una de las pistas de aterrizaje

Según recoge El Confidencial en esta noticia, miles de pasajeros han perdido su vuelo o han sufrido importantes retrasos en Madrid-Barajas este fin de semana. Las múltiples cancelaciones o demoras se deben al cierre de la pista de aterrizaje 14L/32R, que permanecerá en obras durante todo el mes de marzo.

Los episodios más caóticos se dieron el domingo. Según los datos a los que ha tenido acceso este periódico, el aeropuerto de Barajas apenas pudo gestionar entre 26 y 30 aterrizajes o despegues de aviones cada hora frente a las 50 entradas y 50 salidas autorizadas en condiciones normales. El viernes también se limitaron los movimientos de aviones a 30-35 por hora, incumpliendo las propias previsiones de Aena (40 llegadas y 50 salidas a la hora en configuración norte, 50 llegadas y 40 salidas en configuración sur) cuando preparó su plan de contingencia de cara al cierre de la pista.

Todo ello se traduce en un golpe a la puntualidad del aeropuerto, con una rebaja superior a los 30 puntos porcentuales en apenas dos días. En concreto, Madrid-Barajas rozaba el 90% de puntualidad en salidas antes del viernes 1 de marzo, fecha en la que el índice se desplomó hasta el 58% frente al 54% del domingo. Todas las aerolíneas se han visto afectadas en mayor o menor medida.

El balance de Iberia supera los 1.000 pasajeros con un vuelo canceladodurante el pasado fin de semana, a los que hay que sumar otras 1.800 personas que hacían escala en Madrid y han perdido la conexión a su destino final. Mención aparte merecen las futuras indemnizaciones a los afectados, que saldrán del bolsillo de las compañías aéreas. La citada aerolínea española es una de las más expuestas al cierre de la pista de aterrizaje, pues su cuota de mercado en Barajas alcanza el 50% (sumando Iberia Express y la regional Air Nostrum).

Tampoco se libra Norwegian Airlines. La ‘low cost’ ha esquivado las cancelaciones en sus 28 aterrizajes del fin de semana, pero ha sufrido un número indeterminado de retrasos. «Nada fuera de lo ordinario» amparado por la Regulación 261/2004, aclaran desde la compañía. Dicha normativa hace referencia a las demoras superiores a dos horas en vuelos de hasta 1.500 kilómetros, tres horas en la franja de 1.500-3.500 kilómetros y cuatro horas en viajes de más de 3.500 kilómetros. Lo mismo ocurre con Air Europa, que también ha capeado con éxito las cancelaciones pero ha sufrido otro importante volumen de retrasos —que no ha concretado—.

Por su parte, EasyJet admite que su programa de vuelo puede verse afectado por el cierre de la pista, si bien ha implementado «distintas acciones de manera proactiva para minimizar el impacto de las obras» en sus operaciones. No obstante, asegura que casi todos sus viajes están programados fuera de las horas pico. La ‘low cost’ aprovecha para pedir disculpas a los pasajeros dejando claro que se trata de un fenómeno que escapa a su control. El Confidencial se ha puesto en contacto con Vueling y Ryanair para medir el impacto en cada caso, pero aún no ha recibido respuesta.

El aeropuerto de Madrid-Barajas admite que un 8% de las operaciones se han visto «significativamente afectadas» y se compromete a intensificar las tareas de coordinación tanto con las aerolíneas como con Enaire, el proveedor de servicios de navegación aérea. Barajas ya avisó el domingo en un escueto tuit: «Esta tarde se esperan algunas cancelaciones y retrasos debido al cierre por renovación de una de sus pistas, lo que ya ha causado algunos impactos en las operaciones por la mañana». Algunos despegues sufrieron demoras de hasta una hora y media, en el mejor de los casos.

Las obras para renovar la pista de aterrizaje se prolongarán hasta el 31 de marzo, lo que hace temer nuevas incidencias en las próximas semanas. Así lo advierte el aeropuerto de Barajas cuando dice que «se esperan demoras hasta la finalización de las mismas», y también algunas cancelaciones como las anunciadas oficialmente este lunes. Se trata de siete vuelos operados por Iberia (Pamplona-Madrid, Logroño-Madrid, Niza-Madrid, San Sebastián-Madrid, Turín-Madrid, Madrid-Roma, Roma-Madrid), aunque podrían ser más.

Eso sin contar con la suspensión de vuelos del domingo, que dejó a más de un centenar de pasajeros ibicencos sin poder volver a su casa por la tarde, informa ‘Diario de Ibiza’. Lo que empezó como un simple retraso terminó como un «caos monumental» por culpa de las múltiples cancelaciones. La misma suerte corrieron 35 riojanos que finalmente han sido trasladados a Logroño en un autobús habilitado por Iberia, recoge el diario regional ‘La Rioja’.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies