Ante las aseguradoras IUAI y LLoyds Aviation

ATC petition presenta su documento de exención de responsabilidad en Londres

Publicado en: Aena/Enaire y FomentoInternacionalPortadaSeguridad Aérea


 

Aviaciondigit@l. Londres, 26 de septiembre de 2012.-

¿Quién “asegura” la Marca España en nuestro espacio aéreo?

La prestación de un servicio seguro y eficaz en la aviación en España está en entredicho desde ayer en la capital de las aseguradoras mundiales de la aviación. AD estuvo ayer en Londres, en la presentación a las aseguradoras (IUAI y LLoyds Aviation), asociaciones de usuarios del transporte aéreo (WT&TC) y organismos profesionales (IFALPA) del dossier completo elaborado por ATC Petition.

 

Documento de entrada en la sede central de la aseguradora Lloyds en Londres del dossier de ATC Petition para su puesta en conocimiento.

Fundamentalmente lo que se acredita con esta documentación a la que ayer se daba entrada, es que hay una serie de incumplimientos normativos que afectan al SGS (Sistema de Gestión de la Seguridad), debido a la falta de estudios de seguridad y evaluación-prevención de riesgos laborales en la aviación española.

La iniciativa de los 350 incansables miembros de ATC Petition, controladores aéreos de España, ha estado obligada por los dos años de infructuosas notificaciones y peticiones de intervenir al regulador español. Es decir a la DGAC y a AESA. Esta organización profesional ha sentido la obligación profesional, deontológica y cívica, por el orden que queramos colocarlo, de actuar tras la nula respuesta de lo que debería ser una autoridad aeronáutica seria, por todos los canales posibles reconocidos oficialmente para sus notificaciones (SRS,SNS, Formularios de Notificación de AENA-NA). Ellos han utilizado las herramientas que el sistema pone a su disposición, y esta acción no ha activado absolutamente nada en el propio sistema. Esto ha sucedido así, insistimos, durante dos años. Todo ello ha coincidido con la época de los decretazos del anterior Gobierno de España. Pero aún hoy, la respuesta no se ha producido.

Lo lógico, como han hecho estos profesionales, ha sido utilizar los medios a su alcance para poner directamente en conocimiento de los responsables de la administración aeronáutica la situación real que ellos perciben en el desempeño de sus funciones del control aéreo. El silencio administrativo ha sido el retorno obtenido. Han informado y han solicitado información al respecto a la Autoridad Nacional de Supervisión. El máximo responsable dentro de AESA al que han dirigido estas notificaciones, oficiales, dado que son profesionales de una empresa pública en el ejercicio de sus funciones los que notifican, es el Sr.Juan Rosas (máximo responsable de la Agencia Estatal de Seguridad en aeropuertos y navegación aérea). Por encima suyo está la directora de la Agencia, Isabel Maestre, y en los últimos meses Carmen Librero, Secretaria General de Transportes, responsable de la Navegación Aérea en España durante la época en la que se estaban notificando estas incidencias según los profesionales. Los informes notificadores, se le han dirigido a él personalmente, al Sr.Rosas, dadas sus teóricas competencias sobre la materia.


Copia del documento registrado ayer en Londres por ATC Petition, en el que se detallan los documentos adjuntos que avalan lo que esta asociación profesional denuncia. (Nótese que entre éstos se encuentra tambien una referencia a IATA, así como a la AVJK5022), con lo que las implicaciones de lo referido trascienden al estricto ámbito de la navegación aérea en España, afectando a todo el transporte aéreo en nuestro país.

El dossier documental presentado en Londres ayer, al que en exclusiva ha tenido acceso AD, incluye toda una serie de órdenes dictadas desde distintas instituciones españolas (desde el Mº.de Trabajo, hasta la propia AENA), en la que se estaría justificando tras la publicación del RD1/2010 y la Ley 9/2010, la imposibilidad de cumplimiento del Sistema de Gestión de la Seguridad de la Unión Europea (Reglamento 2095/2006), convertido posteriormente en 1035/2011, así como el de Prevención de Riesgos Laborales 31/1995 en España, que traspone la reglamentación europea.

Una primera consecuencia de esta ineficiencia en la respuesta a los profesionales del control aéreo, es que 650 de éstos, firmaron un documento de exención de responsabilidad denominado WOFL (Weaver of Liability), en el caso de que se produzca un accidente aéreo en nuestro país. La razón, es que al no estarse cumpliendo la normativa europea, por esta intrusión de la legislación y su aplicación en España, los estándares europeos no los pueden cumplir ni garantizar estos profesionales, agravado ésto por el reiterado silencio y la nula clarificación del ámbito jurídico en el que están desarrollando sus funciones a diario. Es decir, estos profesionales piensan que no se puede cumplir con la legalidad y a la vez garantizar los mínimos/máximos necesarios cuando se trabaja con la premisa de la safety como bandera. Lo piensan así, y lo documentan, explican y comunican.

ATC Petition, una organización profesional ha sentido el impulso profesional y moral de hacer públicas sus impresiones profesionales y morales al respecto. Se han sentido en la obligación de hacerlo, ante la imposibilidad de que alguien clarifique esta situación “anómala” según interpretan, en nuestro país.

Por esto se han sentido obligados a ponerlo en conocimiento de los usuarios del transporte aéreo a nivel mundial, de la organización mundial de los pilotos y de las compañías que aseguran la operación de las aeronaves tambien a nivel mundial. Quizás de esta forma, lo que consiga esta iniciativa, al trascender esta documentada percepción, es que se tomen las medidas y ellos obtengan la respuesta que en España, utilizando las vías normales en un país normal, que hasta el día de hoy no han obtenido. El silencio administrativo aeronáutico español, lo perciben como una seria amenaza para los ciudadanos europeos, cuando sobrevuelan nuestro espacio aéreo.

Finalmente, al hilo del titular. La Marca España es una buena idea, una necesaria idea dada la degradación de la imagen de nuestro país, fundamentalmente a nivel económico, pero tambien aeronáutico. Para dar valor a esa “Marca España”, es absolutamente indispensable añadir como valor la rigurosidad de nuestros profesionales junto a esa Marca. La calidad de marca no tiene ninguna lógica si no se acredita con la capacidad de los profesionales que la hacen posible. Esa rigurosidad, profesionalidad, honestidad y moralidad tambien, es la que ayer ha hecho que ATC Petition se viera obligada a poner de manifiesto lo que ellos han detectado en relación a su actividad profesional. Si los responsables de lo que ellos denuncian, allá donde les quieren escuchar, tambien tuvieran su valor y su buenhacer profesional, entonces la Marca España, sí tendría garantía.

http://www.aviaciondigitalglobal.com/noticia.asp?NotId=19946&NotDesignId=4


Licencia de Creative Commons
Este blog está bajo una licencia de Creative Commons

Comentarios cerrados