La verdad contada por profesionales

La Guardia Civil crea una unidad para vigilar drones en Madrid

Los agentes controlarán si las aeronaves tienen los permisos y las autorizaciones oficiales

Según informa el diario EL PAÍS, la Guardia Civil destinada en el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas ha puesto en marcha un nuevo equipo destinado a vigilar el vuelo de drones en el espacio aéreo de la región. Los agentes del denominado equipo Pegaso se dedicarán a comprobar que las aeronaves pilotadas por control remoto (RPA)cuentan con todos los permiso necesarios y las autorizaciones pertinentes por parte de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA).

En la presentación han participado el delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Rodríguez Uribes; el general de la Guardia Civil de la zona, José Antonio Berrocal; el teniente coronel de Barajas, David Blanes, y el sargento responsable del nuevo equipo, Jorge Pacha.

Entre sus prioridades estará vigilar que ningún dron vuele por el espacio aéreo restringido de la región, que cuenta con zonas prohibidas como la zona de influencia del aeropuerto de Barajas, el de Cuatro Vientos o la base militar de Getafe, entre otras muchas. El equipo ya ha esclarecido algunos incidentes aéreos y ha detectado ciertos incumplimientos legislativos. También ha asesorado a diversas unidades policiales en toda España.

El auge de estas aeronaves propició que el pasado mes de diciembre entrase en vigor el Real Decreto 1036/2017 estableciéndose una serie de obligaciones y responsabilidades en lo que se refiere a los pilotos y usuarios de este tipo de herramientas.

Fuentes de la Guardia Civil recuerdan que la popularidad y proliferación de este tipo de aeronaves ha ocasionado diversos incidentes que han afectado a la operativa aérea tradicional. Esto ha generado un riesgo potencial y ha causado una sensación de inseguridad en los diferentes usuarios del espacio aéreo. Ello viene originado, principalmente, por la falta de concienciación y desconocimiento sobre las reglas de circulación aérea vigentes por los usuarios de aeronaves pilotadas por control remoto, ya sean de tipo profesional o recreativo.

Los principales incumplimientos han estado relacionados con la falta de documentación, ausencia de placas identificativas de los sistemas, pilotar a distancias inferiores a las permitidas en los aeródromos sin acuerdos de coordinación o volar en situación de emergencia sin la autorización preceptiva. A ello se une el desconocimiento existente entre los usuarios de este tipo de aeronaves, lo que supone un riesgo para el resto de usuarios de RPAS.

“Los profesionales conocen muy bien la normativa específica de uso de drones, pero no saben nada del uso de drones en emergencias, como que en incendios no se pueden usar. Hay otra normativa en medio ambiente que afectan bastante. Otro tipo de eventos son las grandes concentraciones humanas, en los que se publican áreas restrictivas temporales para evitar que la gente vuele un dron un día a unas horas concretas”, ha relatado el sargento Jorge Pacha.

Pero cuando toda la prevención falla, la unidad se dedica también a apoyar la investigación en materia administrativa de los accidentes e incidentes con este tipo de aeronaves. Aparte, se han reducido en un 90% los visionados de drones en el entorno del aeropuerto de Barajas, un buen dato teniendo en cuenta el aumento de su uso por parte del sector civil. Este año solo se ha detectado un posible dron en este espacio aéreo. “Mucha gente piensa que no se puede volar en el espacio aéreo controlado de Barajas sin comunicación ni autorización previa, pero no saben que tiene un radio aproximado de 25 kilómetros”, ha concluido Pacha.

El equipo Pegaso ha participado en el control y vigilancia del festival de música Summer Story 2018 celebrado en Arganda del Rey, lo que ha permitido aumentar la seguridad de los asistentes al evento. El Pegaso ha vigilado este año otros festivales como el Festival Internacional de Benicassim (FIB), el Arenal Sound o el Dreambeach y otros eventos como la Vuelta Ciclista a España. Precisamente, en esta prueba detectaron e inhibieron un dron en la etapa del Caminito del Rey (Málaga), ya que podía poner en riesgo a los helicópteros que siguen la Vuelta.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.