La verdad contada por profesionales

La liberalización de torres de control, en entredicho

 

R. L. Vargas.25-01-2012 

MADRID- Tras cancelar los concursos para privatizar los aeropuertos de El Prat y Barajas y para dar entrada al capital privado en Aena Aeropuertos, el Ministerio de Fomento tendrá que decidir próximamente qué hacer con otro de los procesos puestos en marcha por el equipo de José Blanco: la liberalización de las torres de control. Su sucesora en el cargo, Ana Pastor, aseguró el pasado lunes que ha solicitado un informe sobre la situación en que se encuentra el proceso y que, tras estudiarlo, se tomarán las decisiones oportunas con arreglo a criterios tanto de seguridad como de eficacia. A este respecto, fuentes del gestor aeroportuario no excluyen ninguna posibilidad, incluyendo su paralización, si bien reiteraron que habrá que ver lo que se ha hecho hasta ahora antes de tomar cualquier decisión y que necesitarán algo de tiempo para adoptar cualquier medida.

A diferencia de El Prat, Barajas y Aena Aeropuertos, la liberalización para que empresas privadas gestionen el servicio de torre de control de los aeródromos ya está lanzado. El 28 de septiembre del pasado ejercicio, AENA adjudicó la gestión de 13 torres por un periodo de cinco años a Ferronats Air Traffic Services, participada por Ferrovial y NATS, y a Saerco. La primera se quedó con Alicante, Valencia, Ibiza, Sabadell, Sevilla, Jerez, Vigo, La Coruña, Melilla y Cuatro Vientos. Saerco, por su parte, se hizo con Lanzarote, Fuerteventura y La Palma. 

Tras la firma de los contratos, las condiciones de la adjudicación establecen que se abra un periodo de transición, en el que AENA sigue al frente de las torres para que su gestión pase de forma progresiva a manos privadas, fase que, en el caso de estas primeras torres, debería estar completada en la primavera de este año.

El precio de adjudicación fue de 18,1 millones de euros anuales, lo que, según AENA, supone un ahorro de casi el 50 por ciento frente a los costes del ente. Precisamente, el ahorro de costes es uno de los motivos que empujaron al Ejecutivo socialista a tomar la decisión de liberalizar este sector, proceso que, de seguir adelante tal y como está planteado, tendría que culminar este año.

En lo que respecta al aeropuerto de El Prat, la Generalitat de Cataluña aseguró que «escuchará» la propuesta que haga el Gobierno. «No podemos decir que la decisión nos venga de nuevo», dijo su portavoz, Francesc Homs, que resaltó que batallarán para lograr una demanda histórica formulada desde Cataluña.

http://larazon.es/noticia/5642-la-liberalizacion-de-torres-de-control-en-entredicho


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies