AESA,  Compañías aéreas,  Empresas,  Portada,  Seguridad Aérea

COPAC considera gravísimo el despido de una piloto de INAER por notificar

Madrid, SP, 7 de enero de 2016.- En una carta remitida a la directora de AESAIsabel Maestre, con copia a Marta Lestau (DSA), el Colegio Oficial de Pilotos, COPAC, sobre el despido de una piloto de INAER «al parecer» por haber reportado deficiencias e incumplimentos de la normativa en materia de seguridad operacional, solicita esta Corporación de Derecho Público, adscrita al propio Ministerio de Fomento, que AESA verifique que el Sistema de Gestión de la Seguridad, SMS en inglés, del operador sobre la no punitividad por reportar, y la propia idoneidad de los máximos responsables de la compañía Director de Operaciones, Director y Responsable de Seguridad, nada menos. AESA tiene ahora en su tejado si hacemos una proyección final de lo que significa, de tal calibre, que si se comprobase esa falta de idoneidad  de los máximos responsables de las operaciones y la seguridad de una compañía aérea, incluso tiene la potestad para la paralización de las operaciones de la compañía. Dice COPAC «De ser ciertos los hechos… se trataría de un atentado contra la seguridad, la cultura justa y el enfoque preventivo de la gestión de riesgos..

El escenario que ha provocado el despido por semejante motivo, NOTIFICAR, choca frontalmente con todo lo que significa cultura justa de la seguridad evidentemente. Pero COPAC, en un tono pocas veces empleado por la Institución de forma tan contundente, no para ahí, y además le solicita a AESA que active los mecanismos necesarios para que ningún operador tome represalías contra los profesionales por el hecho de reportar cuestiones que afecten a la seguridad operacional.

En este sentido hay una importante reflexión que hacer. Si no está garantizada la no punitividad por el reporte, no está garantizada la mitigación de las amenazas a la seguridad aérea que se pudieran notificar y mitigar como consecuencia de dichos reportes, y por lo tanto, la seguridad aérea deja de estar garantizada. En este caso, si esto se comprueba, si se tiene constancia de que existe miedo a notificar, por ejemplo constatando que la ratio de notificaciones podría verse afectada por una flagrante represalía en el caso de la piloto despedida, el Sistema, es decir AESA, como máxima responsable de la seguridad aérea de las operaciones tendría de oficio que intervenir, y llegado el caso extremo, paralizar dichas operaciones hasta que la notificación de sucesos en el operador, este libre de sospechas de punitividad, miedo o se compruebe que la notificación se realiza de forma libre de elementos que la interfieran.

La carta enviada a las dos máximas responsables de AESA dice así:

Captura de pantalla 2016-01-12 a las 13.55.50

 

Captura de pantalla 2016-01-12 a las 13.56.09

 

Captura de pantalla 2016-01-12 a las 13.56.27

 

Fuente: http://www.aviaciondigitalglobal.com/noticia.asp?NotId=25051&NotDesignId=4

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies